Despliega el menú
Deportes

La aragonesa Laura Gómez pelea por las medallas en el Mundial de Nueva Zelanda

La jugadora, orgullosa de representar a la Escuela Waterpolo de Zaragoza, vive una experiencia única en un país "tranquilo, muy natural y que conduce por la izquierda".

Laura Gómez en un partido con la Escuela Waterpolo Zaragoza.
Laura Gómez en un partido con la Escuela Waterpolo Zaragoza.
EWZ

Le costará a Laura Gómez olvidar Nueva Zelanda. La aragonesa está viviendo una semana de ensueño en Auckland, donde se disputa el campeonato del Mundo Junior de waterpolo. Después de una primera fase prácticamente inmaculada, Laura y sus compañeras de la selección española se han colado en la lucha por las medallas, por las que compiten ante Italia, Rusia y Países Bajos. "El objetivo siempre ha sido conseguir medalla pero es difícil", explica la zaragozana desde la otra punta del globo. Una dificultad que este año se eleva al cambiar la normativa del juego: del habitual seis contra seis más portero al actual cinco contra cinco más portero.

Pese a todo, España y Laura están cuajando un notable campeonato y ya están en la lucha por el pódium. Una experiencia que ella, a sus 18 años, califica como "una pasada". "Nunca había ido a un Mundial. Poder jugar contra otros países, y especialmente fuera de Europa, es una experiencia en la que se aprende mucho", comenta la jugadora de la Escuela Waterpolo Zaragoza (EWZ). Su bagaje internacional, eso sí, ya cuenta con una medalla de plata que consiguió el año pasado en los I Juegos Europeos celebrados en Bakú (Azerbaiján).

En casa, en la Escuela Waterpolo Zaragoza, se encuentran más que satisfechos de que una de sus jugadoras represente a la entidad en todo un campeonato del Mundo. "Es un orgullo para la Escuela contar con una nueva jugadora en el combinado nacional. Nuestra vocación es la formación y vemos que nuestra base sigue dando sus frutos", explicaba hace unos días Tano Montaner, vicepresidente de la entidad deportiva.

Antes que Laura Gómez, Andrea Blas o Patricia Genzor ya representaron a la entidad zaragozana en un Mundial. "Ellas, antes de marcharme, me dijeron que disfrutara al máximo la experiencia, que aprendiera mucho y que diera el máximo cada día. Y eso estoy haciendo", desvela la joven jugadora desde Auckland.

Sobre representar a Aragón en un Mundial, Laura -que lo califica como un "orgullo"- pone el foco en la ausencia de facilidades que cuentan en el día a día "para entrenar en comparación con otras comunidades". "Y aun así, la EWZ siempre va aportando su granito de arena a la selección con alguna jugadora", subraya.

Un país tranquilo y natural

Dentro de la piscina, Laura está disfrutando. Pero fuera, también. Está descubriendo un país lejano y diferente. "Nuestro hotel está a las afueras de Auckland y lo que hemos podido ver estos días es que la vida en el país parece muy diferente a la nuestra. Todo es mucho más tranquilo", relata la aragonesa.

También sorprende Nueva Zelanda por lo natural y por sus costumbres al volante. "Todo es muy diferente a España, pero quizá lo que más sorprende es que conducen por la izquierda y que hay muchísima naturaleza. Están rodeados de montañas", asegura.

Para el final, Laura deja una divertida anécdota con sus compañeras: el primer día, llegaron con la idea de ponerse morenas y... ¡se quedaron heladas! "Todas las compañeras veníamos con la idea de ponernos morenas. El primer día íbamos todas en pantalón corto, camiseta de manga corta y chancletas... ¡casi nos morimos de frío!", cuenta. No miraron demasiado bien las previsiones meteorológicas antes de salir porque "resulta que cuando más calor hace es en enero, no ahora", concluye la zaragozana con buen humor.

Etiquetas
Comentarios