Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

La marca que viste a las Alayeto denunciará a la Federación Internacional de Pádel y a la española

Las hermanas fueron descalificadas en el campeonato del mundo de Lisboa por no vestir la ropa exigida.

Las hermanas Sánchez Alayeto celebran su victoria en la final del World Padel Tour Open Valladolid 2016, ante la pareja formada por Gemma Trial y Lucía Sáinz.
Majo y Mapi Sánchez Alayeto "Vamos a Zaragoza a ganar"
Efe/Nacho Gallego

La marca deportiva Starvie, que viste a las jugadoras españolas de pádel Majo y Mapi Sánchez Alayeto, emprenderá acciones legales contra la federaciones internacional (FIP) y española (FEP) por la descalificación de éstas en el campeonato del mundo por equipos en Lisboa, donde España ganó el título femenino.

En un comunicado, la firma ha hecho pública su decisión de denunciar el caso, porque "considera que la descalificación ha sido injusta y un abuso de poder" y que ésta "ha ido más allá de lo social, jurídica y deportivamente permisible y alguien debe responder por ello".

"Se ha producido en nuestro deporte un claro caso de arbitrariedad y actuación reprobable desde todos los aspectos por parte de la FEP y FIP. Han sido descalificadas por no vestir la indumentaria exigida por la FEP en la modalidad de parejas, no de selecciones", ha señalado Starvie.

Según la compañía, "bajo la normativa técnica de los Campeonatos Mundiales (FIP) en la modalidad por parejas las jugadoras pueden jugar vestidas con la ropa de su Marca y del resto de patrocinadores" y así se observó durante las primeras jornadas del mundial, en las que los jugadores del resto de países jugaron libremente con las equipaciones de sus marcas (artículos II.11.8 y II.11.9 de la normativa técnica de los campeonatos mundiales de la FIP de enero 2016)

La FEP lamentó profundamente lo sucedido, especialmente por las dos jugadoras, y justificó su decisión en que el 29 de agosto pasado envió a todos los jugadores seleccionados el documento "Directrices de actuación componentes de la selección española", en el que comunicaba a todos que debían "Vestir con corrección la equipación de la FEP, sin modificación alguna, tanto en el Campeonato del Mundo por Selecciones como por Parejas Nacionales".

"Ningún jugador, ni jugadora, ni marca comercial que los equipa en el resto de sus competiciones se dirigió en ningún momento a la FEP para reclamar/negociar éste ni ningún otro de los puntos del citado documento" y sólo "la semana de la competición, con ésta ya iniciada, la marca, STAR VIE, exigió a sus jugadoras que debían competir en el Campeonato del Mundo por Parejas Nacionales con su equipación", aclaró la FEP.

Ante dicha exigencia, "para proteger el decoro y la imagen de la selección de España, el proceder del resto de marcas, que en todo momento, antes y después de la exigencia de STAR VIE, nunca se dirigieron a la FEP para solicitar tal petición, y preservar y respetar los acuerdos de patrocinio firmados por la FEP en virtud de las competencias que los reglamentos de la FIP le otorgan, no se permitió la celebración de un partido si las jugadoras que representaban a España no lo disputaban con la equipación oficial".

"La FEP, en un intento de preservar la competición y que las jugadoras no se vieran perjudicadas por una decisión de última hora que las colocaba en una situación de tener que elegir entre su patrocinador o la Selección de España, puso todo su empeño en explicar a STAR VIE cuáles eran los reglamentos en los que se basaban sus decisiones. Pero todo esfuerzo resultó inútil", agregó .

Al margen de esta polémica España derrotó a Argentina (3-0) en la final del campeonato por equipos, en el que Alejandra Salazar y Marta Marrero ganaron el primer encuentro, Patricia Llaguno y Elisabeth Amatriain y las hermanas María José y María Pilar Sánchez Alayeto jugaron el último partido.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión