Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El club ingresa 1,5 millones en traspasos desde 2012

El fichaje de Kravtsov por el Valencia, cerrado ayer, deja otros 30.000 euros en las arcas de la entidad zaragozana.

Kravstov: "Soy grande, duro y físico"
Kravstov: "Soy grande, duro y físico"

El Valencia Basket anunció ayer la contratación de Slava Kravtsov, lo que reportará al Tecnyconta Zaragoza una cantidad cercana a los 30.000 euros. El club aragonés era el propietario de los derechos federativos del jugador en la Liga Endesa, después de haber inscrito al ucraniano, el pasado mes de julio, en el derecho de tanteo. Por ello, la entidad levantina ha tenido que negociar con los zaragozanos para la incorporación del pívot, quien, finalmente, actuará en el Valencia hasta el término de la presente campaña. El Tecnyconta ya intentó renovar a Kravtsov en verano, pero entonces se topó con dos inconvenientes de envergadura para sellar su continuidad: las pretensiones económicas del jugador, totalmente inasumibles para los aragoneses –800.000 euros por año–, y su intención de participar en las competiciones europeas.

Pese a todo, la entidad que preside Reynaldo Benito se manejó con astucia. Incluyó al pívot en el tanteo, conservando sus derechos federativos en la Liga ACB por si, en un futuro, algún conjunto español lo incorporaba a su plantilla. El derecho de tanteo es una norma que permite a los clubes, al finalizar la temporada, mantener a los jugadores que finalizan su contrato. Una vez que el Valencia presentó una oferta formal por el ucraniano, el Tecnyconta podía haber igualado la propuesta de los levantinos y, de esta forma, quedarse con el jugador. Finalmente, los zaragozanos renunciaron a los derechos de Kravtsov a cambio de una contraprestación económica cercana a los 30.000 euros. Una cantidad estimable, teniendo en cuenta las dificultades financieras del club aragonés, que, además, no tenía capacidad alguna para igualar la oferta de los valencianos.

En los últimos cinco años, el Tecnyconta ha ingresado alrededor de 1.500.000 euros por el traspaso de jugadores. Al margen de Kravtsov, los casos más recientes son los de Joan Sastre y Giannoulis Larentzakis. El mallorquín, que contaba con una propuesta de renovación, optó por marcharse al Valencia tras abonar los 190.000 euros de su cláusula de rescisión. Mientras, el griego fue adquirido en enero por el club aragonés, procedente Kolossos, sin realizar desembolso alguno por su fichaje; pero no llegó a debutar con los zaragozanos, ya que el AEK de Atenas hizo efectiva en junio su cláusula de rescisión, que estaba fijada en 25.000 euros.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión