Despliega el menú
Deportes

Oro olímpico en el Ebro

Los campeones en K2 en Río, Saúl Craviotto y Cristian Toro, serán los protagonistas de las regatas del Pilar.

Saúl Craviotto y Cristian Toro, oro en K2 200 metros en los pasados Juegos de Río.
Saúl Craviotto y Cristian Toro, oro en K2 200 metros en los pasados Juegos de Río.
Fernando Bizerra JR/Efe

Dos padrinos de lujo para una regata clásica en el calendario de fiestas del Pilar. Saúl Craviotto y Cristian Toro visten de oro el Ebro en el tradicional Trofeo Ciudad de Zaragoza de piragüismo, que el próximo 9 de octubre cumple la 31ª edición. Los piragüistas, campeones del K2 200 metros en los pasados Juegos Olímpicos de Río, dan brillo a una competición que espera citar, en el tramo comprendido entre el CN Helios y el Club Náutico, a más de medio millar de palistas de 30 clubes representando a todas las comunidades autónomas. "Estamos encantados de participar en este evento, de poder convivir con los aficionados y compartir nuestras vivencias y experiencias deportivas", comentan los medallistas.

Los protagonistas, que estarán acompañados de su entrenador, Miguel García, vivirán los primeros días de las fiestas en una ciudad que conocen bien y en un río que descubrieron de la mano de José María Esteban Celorrio. El presidente de la Territorial fue el primer aragonés que inauguró el palmarés olímpico de la Comunidad con la plata en el K4 en la cita de Montreal 1976, gesta que se recordó este verano, 40 años después. Fue entonces el primer metal en la disciplina que más medallas ha dado a la historia del deporte nacional. Cuando los Juegos de Río se apagaron, el federativo no dudó de que Craviotto y Toro encabezarían el cartel de las regatas, que se completan con el VI Trofeo Martín Martín Martín, para veteranos, y XXIII Trofeo Esteban Celorrio para categorías prebenjamín, benjamín, alevín e infantil.

"Zaragoza es una ciudad que siempre nos acoge con los brazos abiertos. He competido muchas veces en el Ebro, por la cercanía cuando vivía en Lérida, y si Chema me reclama no dudo en ir", afirma Saúl Craviotto. El ilerdense inauguró su palmarés olímpico en Pekín, con un oro en K2 500 metros. En Londres fue plata en K1 200 y este verano regresó de tierras brasileñas con el oro en K2 200 y el bronce en K1 200 metros. Después de los tres Juegos, el multicampeón siempre ha visitado la capital aragonesa: en 2008, con motivo de la Expo, exhibió su presea junto a Carlos Pérez ‘Perucho’; en 2012, el Ebro también contó con su presencia y la de otro ilustre, David Cal; y la próxima semana tampoco fallará a su "gran amigo" Esteban Celorrio.

"Desde que volvimos de Río llevamos un mes que no hemos parado de asistir a actos. Pude disfrutar de unos días de descanso con mi familia, pero tengo ganas de empezar ya con la rutina y volver a coger ritmo y activarme. Me encantaría subirme a la piragua en Zaragoza, pero tengo que ir marcándome objetivos poco a poco", señala Craviotto, que participará en varios actos paralelos a la competición, como en la entrega de premios a los ganadores de las regatas, donde se encontrará con las promesas del piragüismo nacional. "Es muy bonito poder compartir estas medallas con los aragoneses, y especialmente con los más jóvenes. Contarles miles de anécdotas e historias, y trasladarles los valores que aporta nuestro deporte: constancia, lucha, perseverancia...", resalta Saúl Craviotto, que reside y entrena en Gijón.

Los Juegos, experiencia única

Su pareja en el K2, Cristian Toro, sí espera poder subirse a una embarcación en el Ebro. "Conozco muy bien Zaragoza. Mis padres vivieron en La Muela y yo, cuando no tenía concentraciones, les visitaba los fines de semana. Del Ebro me gusta todo: el paisaje, sus alrededores... Estoy encantado con poder participar en las regatas del Pilar", señala el campeón olímpico, que llegó a España con once años de su Venezuela natal. Toro se tomó su profesión en serio hace ocho años, cuando vio a Saúl con Perucho ganar el oro en Pekín. Y en Río, rompió a llorar en el podio cuando le colgaron la medalla. "Los Juegos fueron una experiencia única. Desde entonces, todo ha sido increíble. Estamos recibiendo el apoyo de la gente, asistiendo a muchos reconocimientos, y es bonito sentir el calor del público", apunta el internacional, que también desea regresar "cuanto antes" a los entrenamientos. "Poco a poco habrá que pasar página, centrarnos en el trabajo y volver al agua", añade.

Cristian Toro y su preparador Miguel García serán los protagonistas de una mesa redonda sobre la preparación de un ciclo olímpico. El domingo participarán activamente en el programa deportivo, y no faltarán encuentros con los participantes. "Estamos muy contentos de poder transmitir a los chavales las experiencias que hemos vivido", completa. No serán los únicos campeones que embellezcan las regatas del Pilar, ya que la Federación Aragonesa ha incluido una competición de paracanoe, que contará con la presencia de los actuales medallistas de oro mundial en maratón: el vasco Higinio Rivero y el cántabro Evelio Alonso.

Etiquetas
Comentarios