Despliega el menú
Deportes

Con la bici de enduro a cuestas por el Pirineo

Hoy sale desde Castejón de Sos la Trans-Nomad, la primera competición de enduro por etapas de España y tercera de Europa con 192 km y 15.350 m de desnivel acumulado.

'Bikers' porteando sus bicis en el puerto Urdiceto, paso de la última etapa de Trans-Nomad.
Con la bici de enduro a cuestas por el Pirineo
Trans-nomad

El Pirineo oscense es todo un referente para los amantes del enduro después de haberse recuperado miles de kilómetros de antiguos caminos y de ser escenario de competiciones de prestigio como las Series Mundiales en Aínsa o pruebas nacionales en Castejón de Sos y Villanúa. Un abanico al que se suma ahora la Trans-Nomad, la primera competición de enduro por etapas que se celebra en España y la tercera en Europa de esta espectacular modalidad conocida como ciclomontañismo y que exporta el modelo de otros eventos similares como la Trans Provenze de los Alpes o la Mountainbike Enduro de Chile.

"La diferencia está en que es una competición de enduro por etapas y que los corredores son medio alpinistas, porque para llegar a los tramos de cronometraje van a tener que dar pedales pero también en más de una ocasión van a tener que portear las bicis (entre media hora y hora y media) ya que parten de cumbres muy altas de la zona para aprovechar el máximo posible la montaña", explica Guti Martín, de Sherpa Project, la firma gallega que organiza el Big Ride Enduro Series (Open de España) y que ha promovido esta aventura junto a la consultora aragonesa Inizia Turismo, responsable a su vez del Centro BTTZona Zero de Aínsa.

La Trans-Nomad partirá hoy desde Castejón de Sos para recorrer en cuatro jornadas los valles de Benasque, Gistaín y Bielsa. Cada día, los corredores se enfrentarán a etapas de 6 o 7 horas de duración que sumarán más de 190 kilómetros de tramos cronometrados con 7.600 metros positivos y 7.750 negativos de desnivel. Un reto al alcance de unos pocos, no solo por el precio de la inscripción (cuesta 800 euros), sino sobre todo por la exigencia técnica y física de la carrera "con senderos no señalizados por lugares increíbles como Sierra Negra, Puerto de Sahún, Cruz de Guardia o Puerto de la Madera, todos a más de 2.000 metros".Solo 65 corredores apasionados

Pese a los tramos cronometrados, Guti Martín recalca que "es un evento que tiene más de exploración y de aventura que de competición". De hecho, por eso lo han tenido que limitar a 65 participantes únicamente, de los cuales muchos son extranjeros. "Tenemos corredores suecos, franceses, portugueses, ingleses, americanos y por supuesto españoles. Son un grupo heterogéneo y de gente apasionada que ya tiene experiencia en este formato", dice.

Otra de las diferencias respecto a una competición habitual de enduro es que los ‘bikers’ son mucho más autónomos. Todos convivirán en un campamento base que irá itinerando por los puntos de salida de cada etapa. El equipo técnico y logístico lo componen unas 40 personas, incluído personal médico y de enfermería.

Los promotores destacan las condiciones especiales que ofrece el Pirineo para una prueba de estas características. "Queremos poner en valor el potencial del ciclomontañismo en Aragón, una comunidad que ya está apostando mucho por el mountain bike en sus distintas modalidades", asegura. La carrera recibirá un seguimiento de medios internacionales especializados y, gracias al apoyo de Tu Huesca, a través del proyecto de promoción ‘La Magia de la Bici’, el programa Evasión TV de Teledeporte hará también un reportaje. "Va a ser un evento pequeño pero que va a tener una grandísima repercusión", destaca Guti Martín.

Etiquetas
Comentarios