Deportes
Suscríbete por 1€

Un solo objetivo

El Real Zaragoza inicia esta noche el curso en Segunda recibiendo al recién ascendido UCAM Murcia. Ganar es la única meta de hoy y de toda la temporada.

Zapater y Cani, referentes del Real Zaragoza, caminando ayer sobre el césped de La Romareda.
Zapater y Cani, referentes del Real Zaragoza, caminando ayer sobre el césped de La Romareda.
José Miguel Marco

Dice Alberto Zapater que ya no le apasiona jugar ante el Real Madrid o el Barça, que lo que a él le motiva, lo que le mola de verdad, es jugar y ganar con el Real Zaragoza. Dice Cani que a él tampoco le entusiasma ya hacer caños y deleitar al personal ni en el Bernabéu ni en el Camp Nou, que lo que le gusta, con lo que flipa y nos hace flipar, es pisando el césped de La Romareda. Zapater y Cani, Cani y Zapater, el pulmón y la cabeza del Zaragoza, con su sinceridad abrumadora fijan el anhelo, el objetivo, lo esencial en el presente y futuro inmediato del equipo del león rampante. Lo primero, queda claro, es el Real Zaragoza. Después, todo lo demás. Aunque desde Madrid y Barcelona las teles, las radios, los periódicos, bombardeen todos los días (y noches...) con Cristiano y Messi. Y quizás, si queda algún minuto, alguna página, con Simeone y su guerrillero Atlético. E incluso de en vez cuando algún segundico para el Sevilla y su gesta cotidiana, aunque eso sí tenga mérito de verdad... Pero nuestro anhelo, nuestro objetivo, nuestra necesidad, son otros. El mismo anhelo, el mismo objetivo, la misma necesidad que los de Zapater y Cani: ganar, ascender, escapar por fin de esta Segunda División. Ganar hoy. Y después ganar los 41 partidos que restan. Ganar y ganar hasta ascender. Ese es el único camino, el único canal que conduce a la Primera División. Ese es el camino que hay que surcar, el canal que hay que ver, el que nos subrayan Zapater y Cani, Cani y Zapater. Luego ya tendremos tiempo para la obsesión bipolar. Y hay que ganar desde hoy, cuando se abra el telón de la Segunda División en La Romareda ante el UCAM de Murcia.

Cualquier contextualización histórica proclamaría la abismal diferencia entre el Zaragoza y el UCAM. El Zaragoza, grande de España. Pero grande de verdad. Junto a Madrid, Barça, Atlético, Valencia y Sevilla, completa la exclusiva media docena de clubes españoles poseedores de un título europeo. Si añaden el Athletic, la Real y la singularidad necesaria (más bien imprescindible) de Espanyol y Betis, el top 10 histórico de la Primera División. Es decir, hoy visita un recién ascendido a Segunda a un top 10 de Primera. Eso sí, algo debe estar haciendo bien el UCAM para ser el primer equipo de Murcia (el histórico Real Murcia milita en Segunda B). Y cuidado, la vigencia del tópico de que no hay rival débil ya se ha evidenciado de nuevo desde el mismo nacimiento de la actual temporada el viernes pasado, cuando el Getafe solo fue capaz de ganar en Miranda. Al día siguiente, el Reus, recién ascendido de Segunda B, venció en Mallorca. Y ayer, el Lugo tumbó en Tarragona a un Nástic que el pasado curso acarició el ascenso a Primera. Ojo con el UCAM y ojo con cualquiera en Segunda...

Las fortalezas

Mira al rival, pero sobre todo el Real Zaragoza se mira a sí mismo. Confía en sus fortalezas Narciso Juliá, que persigue un resultado, un objetivo irrenunciable; pero quiere alcanzarlo a través del fútbol, hecho no demasiado común en esta Segunda resultadista. Por eso, Juliá ha apostado por un técnico al que le gusta jugar al fútbol, mover la pelota. El hecho no es baladí. Mucho menos en Segunda. El equipo está construido en torno a la fortaleza de Zapater y el talento de Cani. Milla, además de un buen trato a la pelota, también pretende dotar de solidez al sistema defensivo. Los jugadores tocan, pero también presionan, repliegan, incluso rascan. Esta aplicación defensiva se ha reflejado en los resultados de la pretemporada. El conjunto aragonés mantuvo la portería a cero durante todo el verano hasta Torneo Ciudad de Zaragoza-Memorial Carlos Lapetra. Hasta el séptimo ensayo de pretemporada, el conjunto aragonés no encajó gol (2-2 ante el Eibar). El careo ante el conjunto armero es el más cercano en el tiempo. También, el más aproximado a la hora de bosquejar el Zaragoza que hoy vamos a ver hoy. Pese a los errores concretos ante su exequipo, Irureta parece mejorar el nivel de la portería. Atrás, pese a la salida de Rico, la defensa ha ganado en capacidad de intimidación con Marcelo Silva (una de las escasas lesiones en el mes de agosto) y Popa. En el medio, la presencia de Zapater y Cani ya denota un abismal salto de calidad. Por fortuna, sigue Lanzarote. Y ha llegado Xumetra para poner electricidad. Ángel, al menos hasta la llegada de otro delantero específico, constituye el referente ofensivo. Con este equipo hay que ganar hoy. El principal objetivo de hoy. Y el de todo el curso que conduce a Primera.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión