Despliega el menú
Deportes

El CAI prepara un presupuesto de ajustes

?El club destinará alrededor de 1,6 millones para la plantilla, la cifra más baja de su historia en la ACB.

Benzing y Bellas, dos de los activos de la próxima campaña, durante un entrenamiento.
El CAI prepara un presupuesto de ajustes
FRANCISCO JIMENEZ

El presupuesto del CAI Zaragoza sufrirá una importante reducción la próxima temporada, lo que condicionará considerablemente su nuevo proyecto deportivo. De momento, el club aún sigue trabajando en una ampliación de capital que cubra los gastos del ejercicio anterior, donde se generó un déficit de casi 600.000 euros debido, entre otros factores, a la disminución del número de abonados y al drástico recorte de las ayudas institucionales. En este sentido, la rebaja de las subvenciones públicas, que además fue anunciada con el curso ya iniciado –y presupuestado–, se sumó a ajustes anteriores, porque el club aragonés ya afrontó una merma del 40% hace cuatro ejercicios, y del 33% en 2012. Ahora, el recorte es mucho mayor: la DGA aportó 650.000 euros durante la temporada 2014-15, que se ha reducido hasta los 140.000 euros en 2016.

Así, para el diseño de la próxima plantilla, el CAI destinará alrededor de 1,6 millones de euros, la cifra más baja desde que actúa en la Liga ACB. Una cantidad incluso inferior al pasado curso, donde el coste de los jugadores y el cuerpo técnico tampoco superó los dos millones; y, sobre todo, muy alejada de temporadas anteriores. De hecho, la plantilla más cara en la historia del club se remonta a la campaña 2008-09, la primera en la máxima competición nacional, cuando el gasto se disparó hasta los 3.518.760,80 euros. Después se sitúa el ejercicio 2010-11, con un desembolso de 2.658.502,97 euros, y el curso 2013-14, el más exitoso de la historia, con un coste de 2.589.111 euros. Entonces, el cuadro aragonés finalizó la Liga en la tercera posición de la tabla, únicamente superado por el Real Madrid y el FCBarcelona. Un año antes, el pago a la plantilla había sido de 2.172.915 euros, y de unos 2 millones en el resto de las temporadas en la Liga ACB.

Mientras, el club ha venido destinando diferentes partidas para liquidar la deuda contraída durante ejercicios anteriores –sobre todo en su primer año en la élite, que alcanzó los dos millones de euros–, y ha tenido que realizar el último pago de la plaza ACB, que finalmente se ha amortizado en siete temporadas. En este aspecto, el CAI ha ido cumpliendo con todos sus compromisos financieros con puntualidad. El presidente del CAI, Reynaldo Benito, se ha distinguido por una gestión coherente y previsora, sin despilfarros caprichosos ni inversiones de difícil justificación, y ahora ha preparado un presupuesto de ajustes para la próxima campaña: alrededor de los 3 millones de euros, donde también se incluyen los gastos de la Fundación. Una de las medidas más recientes, anunciada el pasado lunes, atiende a una reducción del 15% del salario de todos los trabajadores del club.

Un equipo ilusionante

Pese a todas las dificultades, la entidad aragonesa ofrece un discurso ilusionante para el próximo ejercicio. Yeso que perdió a Joan Sastre, el mejor activo de la plantilla, después de que el Valencia Basket abonase los 190.00 euros de su cláusula de rescisión. El CAI se hallaba en negociaciones para renovar al alero hasta junio de 2018, y las posturas estaban muy cercanas. Sin embargo, la irrupción del club levantino precipitó la salida de Sastre, lo que alivia la economía del conjunto aragonés pero supone, al mismo tiempo, un importante contratiempo en el aspecto deportivo.

Aun con todo, el proyecto sigue siendo sólido, atractivo, con jugadores de renombre en la plantilla del próximo ejercicio. De momento, el CAIse ha asegurado la presencia de Isaac Fotu, Robin Benzing y Henk Norel, con contrato en vigor hasta junio de 2017, y también de Tomás Bellas, cuya vinculación con el club abarca hasta 2018. También continuará en el banquillo Andreu Casadevall, quien cuenta con el respaldo de todos los componentes del equipo; mientras que el canterano Sergi García, uno de los valores más prometedores del baloncesto nacional, dará el salto definitivo a la primera plantilla. Además, el club le ha trasladado una propuesta de renovación a Pere Tomás –con una rebaja salarial–, y aguarda la respuesta del jugador. Por el contrario, Juanjo García, ala-pívot cedido el pasado año al Manresa, cuenta con contrato hasta 2017 pero no tiene garantizada su continuidad.

Etiquetas
Comentarios