Despliega el menú
Deportes

La QH estudia pedir un certificado médico también en la Treparriscos

La peña Edelweiss se plantea extender la medida a la prueba corta de 85 kilómetros tras la muerte por infarto de un ciclista.

Cruz Roja realizó 350 atenciones, la mayoría leves, y 16 traslados a hospitales.
Cruz Roja realizó 350 atenciones, la mayoría leves, y 16 traslados a hospitales.
Rafael Gobantes

La muerte de un ciclista zaragozano de 45 años por una posible parada cardíaca a solo 7 kilómetros de la meta de la Treparriscos, la hermana pequeña de la Quebrantahuesos, va a hacer que la Peña Ciclista Edelweiss se plantee extender a esta prueba de medio fondo (85 kilómetros de distancia y 1.350 metros de desnivel) la obligación que había impuesto este año de presentar un certificado médico para poder participar en la de gran fondo (200 km y 3.500 m de desnivel).

Así lo adelantó ayer el vicepresidente de la Edelweiss, Roberto Iglesias, argumentando que si finalmente deciden exigir una prueba médica para poder realizar la Treparriscos "será siempre pensando en la salud de los ciclistas, que es lo más importante". Y recordó a este respecto que a varios de los participantes de la QH que fueron a hacerse un reconocimiento "les detectaron algún problema y aunque sean pocos casos, posiblemente se han evitado un susto más grave".

La organización tomó este año la decisión de exigir por primera vez, y de forma pionera en Aragón, un certificado médico que indicara la ausencia de contraindicaciones para participar en pruebas ciclodeportivas de larga distancia. Y lo hizo a su vez obligada por las autoridades galas ya que al pasar el 50% de la marcha por el país vecino, requieren garantizar el buen estado de salud de los participantes. En la Treparriscos, el reglamento solo recomendaba "someterse a un reconocimiento médico o a una prueba de esfuerzo antes de cualquier prueba deportiva".

Iglesias reconoció que esta medida provocó las quejas de muchos de los ciclistas, pero se reafirmó en su decisión. Y de hecho, cree que otras pruebas cicloturistas seguirán su ejemplo en 2017.

El vicepresidente de la peña ciclista Edelweiss lamentó una vez más la muerte de Ramiro Pascual Hernández, que fue atendido enseguida por médicos de Cruz Roja y del 061 pero no pudieron hacer nada por salvar su vida. El suceso ocurrió en un tramo de carretera ancho, recto y llano.Solo un hospitalizado

En el día después, la organización mantuvo contacto con los accidentados para conocer su estado de salud "aunque ha sido el año que menos ha habido y con diferencia", resaltó Iglesias. Aseguró que de los 16 traslados a hospitales efectuados el sábado por Cruz Roja, ayer solo quedaba ingresada una persona en Zaragoza. Y achacó este menor número de accidentes "a que la gente fue con mucha prudencia porque las condiciones meteorológicas no eran para sacar el récord de la marcha, sino para terminar".

De hecho, solo acabaron 5.474 de los 7.737 ciclistas que tomaron la salida en la QH, por lo que se produjeron 2.200 abandonos, la mayoría ya en el primer puerto de Portalet por el frío y la lluvia. "Nunca habían llegado tan pocos ciclista a meta", señaló Iglesias, quien aprovechó para elogiar la labor de los voluntarios "que son tan héroes como los ciclistas que acabaron, porque muchos aguantaron seis y siete horas sin parar de llover y no abandonaron".

Un grupo de 40 personas hizo ayer de nuevo los 200 km de la QHpara limpiar el recorrido. Además, acabaron de desmontar la zona Expo de Pirenarium y recogieron la comida y la bebida sobrante en los avituallamientos.

Etiquetas
Comentarios