Despliega el menú
Deportes

“Tras el Europeo, voy con más ambición a Río”

La laureada Teresa Perales regresa del Europeo de Madeira con la moral por las nubes para afrontar los Juegos.

Teresa Perales, ayer en la estación Delicias con el botín de ocho medallas conseguido en la cita continental de Funchal.
Teresa Perales, ayer en la estación Delicias con el botín de ocho medallas conseguido en la cita continental de Funchal.
Guillermo Mestre

Con cada brazada, Teresa Perales alimenta su leyenda para una cita que tiene señalada en rojo en el calendario: sus ?quintos Juegos Paralímpicos. Antes de que llegue el evento estrella del calendario, dentro de 121 días, la atleta paralímpica española con más medallas de la historia va sumando kilómetros de entrenamiento y, de paso, embelleciendo un palmarés rebosante de medallas. Las últimas ocho que se han incorporado a su excelso currículum las ha conseguido en el Europeo de Funchal (Madeira), de donde regresó ayer a Zaragoza con la más radiante de sus sonrisas. "Estoy muy contenta porque la competición no ha podido ir mejor. Me he sentido muy bien y, con este resultado, voy con mayor ambición a Río. Cuando vienes de un campeonato con este subidón, las aspiraciones van a más. Y en los Juegos quiero ganar. Lo tengo muy claro", resumía Teresa, que estaba acompañada en la estación de Delicias de sus familiares y de una figura indispensable en el equipo nacional de natación adaptada, el fisioterapeuta zaragozano Guillermo Aladrén.

La deportista ha puesto el broche a dos intensos meses de preparación que le han tenido alejada de su casa y de su querido Nano. "Tengo unas ganas de abrazar al niño... Y de estar en mi casa y descansar un poco. Aunque tampoco nos podemos relajar", decía, entre risas, Teresa Perales, que en junio viajará a Valladolid para disputar el Campeonato de España. La aragonesa se trasladó el pasado 28 de marzo al Centro de Alto Rendimiento para iniciar la parte final de su puesta a punto, la más dura y exigente. En 21 días, siguió una intenso programa de ejercicios para obtener más potencia. Con un promedio de 8.000 metros de natación diarios y de 10 a 20 kilómetros de bicicleta, que combinó con ejercicios de cardio, estiramientos y gimnasio. Un variado programa que permitió a la nadadora aumentar su resistencia.

Los beneficios se pudieron plasmar hace un mes en Río de Janeiro, donde participó en unos test competitivos, donde se hizo con las mínimas paralímpicas en la categoría S5 de 50 metros libre (37.19) y 50 espalda (44.87). Allí pudo conocer y flotar en la piscina donde busca agigantar su nombre y romper el registro de 22 metales con los que igualó en Londres al estadounidense Michael Phelps. "Es bastante rápida y distinta a las de los otros Juegos ya que aquí no se utilizará para saltos ni sincro. Las sensaciones fueron buenas", recordaba Perales, que reconocía que la ciudad brasileña lleva "un cierto retraso" en las obras de los recintos olímpicos. "También pasó en Atenas, y luego salió bien. Soy positiva", añadía la aplicada alumna del técnico Ángel Santamaría.

La confirmación del permanente estado de gracia en el que se encuentra Perales, a sus 40 años, se plasmó en el Europeo de Madeira, donde Teresa se convirtió en la nadadora que más pruebas corrió, once. "Ha sido un poco estresante, pero también quería saber si iba a ser capaz de hacerlo y cómo me iba a recuperar del maratón. Con el paso de los días, las sensaciones eran muy positivas, y las marcas también han sido buenas", explica Perales, que desde mayo de 2015 es la embajadora de la Fundación Telefónica, que se comprometió a apoyarla en su camino a Río 2016 con un equipo, recursos y logística.

De su botín de ocho medallas (cuatro oros, dos platas y dos bronces), la zaragozana se queda con el doble récord de España que firmó en los 50 espalda (43.67 y 43.50), que le dio el primer oro individual. "Veo que estoy fuerte y que sigo batiendo registros. Siempre intento mejorar marcas y éste lo perseguía. Tengo las mismas sensaciones que cuanto estuve en Pekín, porque allí hice mis mejores marcas. Ahora, psicológicamente salgo muy reforzada", concluía Perales, candidata al Premio Princesa de Asturias 2016.

Etiquetas
Comentarios