Deportes
Suscríbete por 1€

Alberto Guitián: "Claro que quiero seguir en el Zaragoza"

?El central cántabro ha cautivado con su juego claro, valiente y preciso. Dos meses después de su llegada, es pieza clave en el Zaragoza, donde acaba contrato el 30 de junio.

Alberto Guitián, en el entrenamiento de ayer del Real Zaragoza.
Alberto Guitián, en el entrenamiento de ayer del Real Zaragoza.
Elena Muñoz

¿Ha sorprendido Guitián a Guitián?

No crea. Quizá, de cara a la gente, me haya ayudado que fuera un futbolista algo más desconocido. Pero yo siempre he sido muy consciente de mis posibilidades. Sí que es verdad que incluso mi padre me dice ahora que por fin he aprendido a jugar al fútbol. Me siento cómodo en Zaragoza, el club me ha acogido muy bien, y el equipo me está ayudando a todo eso.

Quizá Zaragoza sea ese lugar oportuno y ese momento adecuado que tantas veces le espera a uno en el fútbol o en la vida. ¿Tiene esa sensación?

Totalmente. Cien por cien. Sé que he caído de pie. Soy muy feliz en este club. Las cosas me están saliendo bien, veo que la gente está contenta conmigo... Voy a cumplir 26 años y esta es la oportunidad que tanto tiempo estaba esperando. Nunca sabes cuándo y dónde te llega. Ha sido en Zaragoza, y ahora trabajo para aprovecharla.

¿Hay mucho talento oculto más allá del fútbol profesional?

No se lo puede ni imaginar. Yo vengo de jugar con el Sporting B y veía futbolistas en Segunda B de una categoría asombrosa. De esos que te preguntas por qué no están más arriba. Hay talento sí y también gente que quiere. Hace unos días leí la carta que Claudio Ranieri escribió sobre sus futbolistas del Leicester. Un equipo humilde que está a punto de ganar la Premier a clubes de un tremendo poder económico y con grandes plantillas. La carta de Ranieri me emocionó. Decía algo muy importante. En su equipo hay muchos jugadores que eran unos desconocidos hace pocos meses, algunos de ellos de categorías menores... Pero subrayaba una palabra: creer. Han creído. Hay que creer siempre.

¿Cree en el ascenso del Zaragoza?

Creo, creo. Claro que creo. Me gustaría sentir la sensación de subir a Primera. La pasada campaña, en el Sporting, estuve con el equipo, fui varias veces convocado, entrenaba con ellos y demás. Pero no jugué. Es complicado sentirse partícipe así. Aún queda mucho. Estamos ahí, hay mimbres para el ascenso, sin duda. Incluso de forma directa. Aún se puede.

¿Y pesa la palabra ascenso?

Se nota lo importante que es para el Zaragoza. Notas la grandeza del club. En Gijón, no había esa exigencia. Es un histórico igual, pero no se palpaba desde un principio la presión de aquí. Es distinto. Pero el equipo está preparado para soportar eso.

¿Le ha favorecido a su impecable adaptación el modelo de juego de Carreras?

Le doy casi toda la importancia a eso, de verdad. Tanto el entrenador como el cuerpo técnico o los compañeros me han tendido la mano. Y la idea de juego se ajusta muy bien a lo que yo soy. Lluís quiere que juguemos la pelota y elaboremos el fútbol desde atrás y eso se ajusta bien a mis características.

¿Que la salida de balón sea un concepto esencial es ese modelo supone más responsabilidad a la hora de gestionar los riesgos?

No. Al contrario: disfruto más. Hay ocasiones que se está al límite, pero el riesgo ayuda a mejorar. Es cierto que con nuestra defensa más adelantada hay que cuidar más las vigilancias, la atención... No solo cuando salimos con el balón o probamos un pase desde los centrales. Pero a mí me gusta arriesgar, creo que tomar ese tipo de decisiones te ayuda a crecer como futbolista.

Transmite nervios de acero en esas acciones. ¿Es un reflejo de su personalidad?

Soy un chico tranquilo. Y en el campo también me siento así, muy seguro en todo momento de lo que tengo que hacer. Quizá sea eso. La confianza es peligrosa porque en exceso te lleva a cometer errores, pero trato de mantener la serenidad.

¿Cada vez se le exige a los centrales más que jueguen a que defiendan?

No sé. Creo que depende mucho del entrenador o del equipo. Por ejemplo, los centrales del Alavés no juegan como nosotros. No se les pide lo mismo. Ellos tiran más en largo, quizá sean más contundentes... Yo tengo claro lo que prefiero. Y es que los centrales salgan jugando o jueguen desde atrás.

¿Quién lo convirtió de mediocentro a central?

Tomás Hervás, entrenador del Sporting B. Hará cosa de un año. Fue sobre todo por necesidad, por probar cosas nuevas, porque estábamos encajando muchos goles y necesitábamos la permanencia. Aunque ya en el Racing esporádicamente había jugado en la defensa.

¿Qué es lo que más le cuesta como central?

Creo que me falta contundencia. Soy un pelín blando en ocasiones.

En su juego, destaca la interpretación del fútbol, del tiempo, los espacios... Eso es señal de conocerlo en profundidad...

Estoy enamorado del fútbol. No paro de ver partidos. Tengo hasta el nivel 2 de entrenador. También estoy cursando Magisterio de Primaria a distancia. Me gusta INEF, pero es presencial y así voy adelantando algunas asignaturas. Mi madre me aprieta mucho para que haga más cosas que el fútbol.

¿Su familia es futbolera?

Mi padre jugó. Es muy aficionado. Y mi madre también, de tanto llevarme a los entrenamientos. Cada 15 días vienen a verme a La Romareda. También viajan. Mañana van a Valladolid. Ellos son mis mejores consejeros. Tengo una hermana más joven, Cristina, que fue internacional en las categorías base de España de balonmano.

Acaba contrato en junio. ¿Quiere continuar en el Zaragoza?

Claro. Quiero seguir, quiero jugar con el Zaragoza en Primera División... Y también en Segunda. Aunque no es algo que ahora me preocupe, de verdad. No pienso en ello. Si le soy sincero, solo me fijo en Valladolid y ganar ese partido para que podamos ascender.

¿Tiene la sensación de que su futuro aquí pueda depender de si el equipo está en Primera o Segunda?

No creo. Vamos a tener tiempo para hablar de todo eso en su momento. Yo no tengo ninguna prisa. Estoy seguro que cuando nos sentemos hablar con el club todo se solucionará muy rápido.

¿Cree al cien por cien que el club le va a valorar?

Ni idea. Pero yo estoy aquí encantado. Muy agradecido. Cuando toque, no creo que vaya a haber ningún problema.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión