Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Demetrio, idilio con el gol

El jugador del BM Aragón sigue ampliando sus registros goleadores: es el segundo máximo anotador en la historia de la Asobal con 1.904 dianas en 512 encuentros.

Demetrio Lozano se dispone a lanzar en un partido de esta temporada.
Demetrio Lozano se dispone a lanzar en un partido de esta temporada.
Francisco Jiménez

El matrimonio de Demetrio Lozano con el gol dura ya 20 temporadas en la Liga Asobal. Y el veterano lateral izquierdo madrileño sigue ampliando en las filas del BM Aragón sus registros para mantener su condición de segundo máximo anotador en la historia de la competición nacional de clubes. En total, 1.904 dianas en 512 encuentros. Los cinco tantos que firmó el pasado en la visita del conjunto zaragozano a la pista del Granollers le han permitido superar la barrera de los 1.900 goles, unos números que sólo están al alcance de Juanín García, líder con 2.307.

"La verdad es que tiene mucho mérito. Son muchos años, muchos minutos jugando a balonmano. Y eso que no cuentan las tres temporadas que estuve en Alemania. Es un orgullo estar ahí y detrás de un referente como es Juanín. Es el número uno, un ‘crack’", señala Demetrio.

A sus 40 años, Deme sigue soltando el brazo como hace dos décadas, en sus inicios con el Juventud Alcalá con el que debutó en Asobal. Allí anotó 71 goles en 31 partidos. Su carrera deportiva le llevó a estar tres cursos en las filas del Ademar de León y en el último el lateral protagonizó su mejor registro: 176 tantos en 28 duelos. De León dio el salto al FC Barcelona, donde jugaría tres ligas hasta iniciar una nueva aventura en la Bundesliga alemana, con la camiseta del THW Kiel (2001-2004). Lozano regresó a España para recalar en el Portland San Antonio (2004/2007) y, posteriormente, volvió a lucir nuevamente la zamarra azulgrana (2007/2010).

"Hay muchas claves para mantener este rendimiento. La primera, disfrutar de la confianza del entrenador para disputar minutos que te permitan subir el nivel. Después, el rodearte de compañeros que entiendan tu juego y aporten calidad. Nadie marca solo", resume Lozano, el único jugador nacional que ostenta las tres medallas olímpicas del balonmano español, todas ellas de bronce.

Lejos de pensar en la retirada, continúa ampliando su cuenta particular en el BM Aragón, adonde llegó en 2010 convirtiéndose en un referente para los más jóvenes. Al final de la campaña 2013/2014 anunció su retirada como jugador y en la siguiente se puso al frente del banquillo. Pero las estrecheces económicas que atravesaba el club, y la plaga de lesiones ‘obligaron’ al madrileño a volver a vestirse de corto. Deme fue el artífice de la salvación gracias a sus 146 goles en 23 partidos. Y se obró el milagro de la permanencia con una segunda vuelta antológica.

En esta edición, Lozano vuelve a compaginar los roles de entrenador y jugador. El tobillo izquierdo le da "algún mal que otro". Pero cuando salta a la pista, no falta a su cita con el gol. Su equipo, colista, lo necesita. "La salvación no va a ser nada fácil. Mostramos nuestra mejor cara contra el Anaitasuna y el Granollers. La liga es muy compleja y vamos a tener que pelear hasta el final. Los chicos tienen mucha ilusión en seguir creciendo", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión