Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Una jornada para escalar

Este fin de semana se disputan cuatro partidos entre rivales que compiten por las primeras plazas, lo que permitiría recortar puntos si el Zaragoza gana al Lugo.

Manu Lanzarote (de espaldas) y Tarsi saltan en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Manu Lanzarote (de espaldas) y Tarsi saltan en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Guillermo Mestre

La mejoría experimentada por el Real Zaragoza durante el mes de febrero resulta incuestionable. Los jugadores se han empapado del estilo preconizado por Lluís Carreras y se están recogiendo los frutos en forma de puntos (siete de nueve en los tres últimos partidos) y, sobre todo, de confianza y juego. Sin embargo, esta progresión todavía debe traducirse en la tabla clasificatoria, donde el conjunto aragonés ocupa la décima posición, a ocho puntos del ascenso directo y a dos de la zona que da acceso al ‘play off’.

La próxima jornada, la vigésimo séptima, se presenta propicia para que, en caso de derrotar el domingo al Lugo en La Romareda, la escuadra blanquilla recorte distancia con varios equipos que le anteceden y dé un salto en la parrilla. Se disputan cuatro duelos entre rivales directos de la zona noble de Segunda División.

La primera e inexcusable condición para que esto se produzca es, evidentemente, que el Lugo de Luis Milla caiga en el estadio municipal. Por doble motivo. Los tres puntos serían valiosísimos para refrendar el buen momento zaragocista. Además, distanciaría a los gallegos, que actualmente se hallan a sólo dos puntos. Encadenar el segundo triunfo consecutivo como local contribuiría en la tarea de incrementar las prestaciones como anfitrión, una faceta poco afortunada en el presente ejercicio, en el que se han escapado 16 puntos en 13 encuentros. Cualquier aspirante al ascenso debe mostrarse vigoroso ante sus aficionados.

Rivales directos

El calendario dedica un guiño al Real Zaragoza este fin de semana para solidificar esta reacción alimentada por los fichajes realizados en el mercado de invierno. Los ojos y los oídos estarán muy pendientes de lo que suceda en otros campos de la categoría.

Con especial interés se seguirán las incidencias que se produzcan el mediodía del domingo en Butarque, donde los dos primeros clasificados, Leganés (segundo) y Alavés (líder) librarán una batalla sumamente igualada. La escuadra madrileña es la única que permanece imbatida en su estadio y la vasca cuenta la mitad de sus desplazamientos por victorias. Un choque de trenes que puede redundar en beneficio de las aspiraciones zaragocistas.

Otro punto caliente se registrará en el Nuevo Tartiere, en el pulso con el que se clausurará la jornada. Los asturianos, terceros, aguardan a un Elche que aventaja al Real Zaragoza en un puesto y en un punto. La firmeza carbayona se pondrá a prueba por parte de un rival ansioso por retornar a la primera a la máxima categoría pese a sus urgencias económicas.

La intensidad también será la nota predominante en el Nuevo Arcángel, donde un Córdoba vacilante y que se ha descabalgado del confort del ascenso directo, recibirá al Osasuna joven y guerrero que tanto complicó a los discípulos de Carreras la pasada semana.

Finalmente, el Gimnástic de Tarragona, quinto y una de las revelaciones del año, defenderá el Nou Estadi (donde ha ganado ocho de los 12 partidos) de las acometidas del Real Valladolid, que se agazapa una plaza y un punto por debajo del club aragonés.

Peleas de gallitos que aseguran una jornada trepidante.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión