Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Javi Ros: "Creo que aún no he explotado como futbolista"

?El medio navarro ha caído de pie en el equipo. Su partido de Córdoba fue impecable. En días previos a la visita a Osasuna, conversa sobre sus orígenes y su aterrizaje en Zaragoza.

Javi Ros, ayer, en el entrenamiento del Real Zaragoza.
Javi Ros, ayer, en el entrenamiento del Real Zaragoza.
Guillermo Mestre

¿Le sorprende su rápida adaptación?

Es cierto que ha sido buena. Pero aún nos tenemos que conocer más todos. Mejor no podía empezar. Desde que entré en el equipo, hemos ganado dos partidos y jugando bien ambos. Creo que me ha ayudado el modelo del entrenador. Se adapta bien a mis características. Hay muchos puntos en común con lo que había trabajado con Albert Ferrer en el Mallorca. Es importante asimilar todo lo antes posible para que el rendimiento sea elevado de inmediato.

Parece importante eso que comenta. Ferrer y Carreras hablan un lenguaje futbolístico semejante. ¿Hasta qué punto esto es determinante?

Muchos de los conceptos que nos transmite Lluís los comparte con Ferrer. Luego está la capacidad de cada uno de asimilar conceptos y entender lo que el entrenador pide.

Ha llegado al Zaragoza con la etiqueta de mediocampista exquisito y técnico, pero sus primeros partidos también han desvelado otra virtud: usted gasta buen motor. ¿Sirve el segundo gol de Córdoba para resumir a Javi Ros: despliegue en el robo, visión y técnica en el pase y, además, llegada acompañando la jugada?

Sí. Soy un chico al que le gusta el trato de balón, pero esto no tiene por qué estar reñido con correr, apretar y pelear. Me gusta pisar el área rival. También eso me lo pide el entrenador.

Su primer contacto con el Zaragoza fue en Almería. ¿Cuánto ha cambiado el ánimo del vestuario en dos semanas?

La dinámica no era buena. Ahora, con estas dos victorias, todo el mundo está más contento. Pero tampoco es para volverse locos. Hay que tener los pies en el suelo. Queda mucha liga y ningún partido es fácil.

¿Cuál o cuáles son las claves de esta reacción?

No sabría decir una con exactitud, de verdad. Ahora hemos ganado dos partidos, pero la sensación que tengo yo es que trabajamos igual en la preparación de los anteriores. Ahora, eso sí, salen las cosas.

Usted es natural de Tudela, ¿cuánto ayuda en su buena adaptación a Zaragoza proceder de un tierra con tantos lazos históricos, culturales, etnológicos, tradicionales y sociales semejantes?

Todo ayuda. En Zaragoza, estoy como en casa. Tengo a la familia cerca, aquí vive mi hermano Íñigo y tengo amigos que estudian o trabajan en esta ciudad. El entorno es muy parecido.

¿Esto ha sido determinante para que firmara por este club?

No. Lo principal es lo deportivo. Para mí, el Zaragoza es un paso adelante. Era lo mejor para mí. Si encima la familia está cerca, mejor. Pero yo llevo desde los 14 años fuera de casa, estoy acostumbrado.

De Tudela, se marchó a San Sebastián muy joven. ¿Por qué allí? ¿Nunca le tentó Osasuna?

Nunca tuve opción de ir a Pamplona. Fue la Real Sociedad quien me fichó y lanzó mi carrera. Un par de años antes ya se habían llevado a mi hermano, la Real y el Tudelano estaban convenidos. Por eso, fui luego yo. Tenía ciertos lazos con San Sebastián, pues mis abuelos maternos son guipuzcoanos y mi madre se había criado en Rentería.

Por proximidad, ¿el Zaragoza tampoco fue una opción?

No, nunca.

Habla de su hermano Íñigo, siete años mayor, jugador del Huesca. ¿En qué medida ha sido una influencia en su carrera?

Siempre ha sido un referente. Somos siete hermanos, cinco chicos y dos chicas. Desde que se marchó a la Real Sociedad, me ha dado consejos, me ha guiado por el camino correcto. Siempre he procurado tenerlo cerca.

¿Y su mellizo?

Se llama Miguel y es batería en un grupo con mi otro hermano, Jon, médico anestesista y aficionado al bajo.

¿Cómo se llama el grupo?

Las Gafas de Mike. Han tocado varias veces en Zaragoza, en Interpeñas o en algunos locales.

¿Qué tipo de música?

Comenzaron con el pop-rock, pero ahora se han desmelenado un poco y son más rockeros.

¿Venía a Zaragoza de más joven?

Sí, de compras con los amigos. En Tudela no teníamos tantas tiendas de ropa y nos cogíamos el tren.

¿Era más de ir a El Sadar de Pamplona o a La Romareda?

Sinceramente, a Anoeta. Con 10 años ya estaba en la Real Sociedad, así que prácticamente me crié allí. A Pamplona, fui alguna vez, recuerdo, a ver el Barcelona. Y La Romareda no la pisé hasta que vine con la Real en Primera.

Pero conocerá la rivalidad entre Zaragoza y Osasuna...

Desde luego. El partido del domingo será especial, porque siendo navarro y jugando contra Osasuna tiene que serlo. Tendré una motivación extra.

¿En la Ribera tira más Osasuna o el Zaragoza?

Hay un poco de todo. Yo en Tudela tengo amigos de Osasuna y del Zaragoza. Pero el domingo, si son amigos, irán con el Zaragoza. También la familia.

¿Con qué armas se compite contra Osasuna?

Están haciendo un buen año. Ya sabemos cómo es su estadio. Si, al menos, les igualamos en intensidad, estaremos más cerca de ganar.

¿Que le hiciera debutar Lillo en la Real Sociedad sirve como precisa carta de presentación?

Le estaré siempre agradecido. Confió en mí. ¿Si hubiera cambiado mi destino si hubiera seguido? No lo sé. De más joven lo pensaba, ahora no sirve de nada. Su visión del fútbol se asemeja mucho a lo que pide Carreras.

En la Real Sociedad nunca gozó de continuidad y debió salir con 24 años. ¿Tiene la sensación de que con 26 aún está por explotar?

Sin duda. He venido al Zaragoza porque quiero jugar lo máximo posible. Creo que aún no he explotado y ojalá pueda ser aquí.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión