Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Narciso Juliá ya prepara en el Zaragoza la reestructuración del fútbol base

El director deportivo ha comenzado las gestiones y contactos para transformar el proyecto formativo del Real Zaragoza. Retener a las principales figuras de la Ciudad Deportiva, cambiar su organización y modificar procesos son sus objetivos.

Narciso Juliá en una imagen de archivo junto al presidente Lapetra.
Narciso Juliá, el día de su presentación como director deportivo del Real Zaragoza, junto al presidente Lapetra.
José Miguel Marco

Ya lo avisó Narciso Juliá en el balance del cierre de mercado invernal del Real Zaragoza: "La segunda velocidad es el proyecto de cantera. Ahora, voy a ponerme a ello, a planificarla con toda la información necesaria del fútbol base, con el objetivo de potenciarlo". Dicho y hecho. El director deportivo del club aragonés, una vez aplicada la cirugía de emergencia que precisaba la plantilla del primer equipo en el periodo de fichajes de enero, ya con más pausa y perspectiva, ha iniciado las gestiones para levantar una de las vigas principales de su proyecto global en el Real Zaragoza: el fútbol formativo. Juliá siempre ha manejado un discurso desde su llegada al cargo sustentado en diferentes velocidades: un corto plazo (refuerzos invernales), un medio plazo (la cantera) y un largo plazo (decisiones enfocadas a la próxima temporada). Dentro de esa planificación, la reestructuración de la Ciudad Deportiva representa un vértice ineludible. Este propósito se traduce en los primeros contactos y gestiones que Juliá ya ha emprendido, tanto dentro como fuera del club, para reorganizar el funcionamiento del fútbol base del Real Zaragoza. En esos primeros movimientos, destacan conversaciones con varios de los futbolistas con mejor cartel de la Ciudad Deportiva, a cuyos entornos se les han expuesto los propósitos del club y los deseos de que permanezcan en una estructura formativa que va a ser regenerada y potenciada en los próximos meses, en principio, en el plazo que se abre hasta el final de la presente temporada.

La política de cantera de Juliá va a implicar una reforma en diferentes áreas y funciones. Su intención es remodelar todos los procesos, la organización del trabajo, los sistemas de captación, la gestión de la información, la metodología, la estructura... En este sentido, también pueden verse renovados diferentes cargos o asignaciones dentro del cuerpo de entrenadores.

El nuevo proyecto de Juliá supondría cambios también en esta dirección. Nombres como los de Ramón Lozano o Ángel Espinosa (ojeador del Barcelona en Aragón en la etapa de Juliá en el club azulgrana), ambos con largas y relevantes trayectorias anteriores en el organigrama de la Ciudad Deportiva, están bien posicionados para un posible regreso al Real Zaragoza.

Sentadas las bases de esta transformación estructural en el fútbol formativo con las primeras gestiones emprendidas por Narciso Juliá, durante las próximas semanas se irá puliendo el diseño de lo que el director deportivo considera un proyecto (el de cantera) capital dentro del enfoque de futuro que pretende darle al club aragonés en su recién iniciada etapa como máximo responsable de las decisiones de índole deportivo y técnico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión