Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El CAI Teruel alza la voz

El equipo mantiene la fiabilidad en Europa pese al recorte de ayudas públicas, que comprometen el futuro de la entidad. El Knack Roeselare, un viejo conocido de la Champions League, próximo rival en el camino hacia la final de la CEV.

Los jugadores del CAI Teruel celebran con los aficionados el triunfo del pasado miércoles ante el Cannes.
Los jugadores del CAI Teruel celebran con los aficionados el triunfo del pasado miércoles ante el Cannes.
Jorge Escudero

"¡Vamos Teruel, hasta el final!". Es el grito de guerra de una afición que ha convertido el naranja en el color de moda. Un grito que hace temblar un pabellón, Los Planos, el Teatro de los Sueños de una ciudad apasionada con el voleibol. El CAI Teruel es el equipo de sus amores, el que le ha regalado 13 preciados trofeos desde que se instaló hace una década en la élite nacional.

El que ha colocado el nombre de la capital mudéjar, de la provincia y de Aragón, en los titulares de la competición Europea. Y el que ha hecho llorar a los hinchas con gestas como la del miércoles, cuando el conjunto de Carlos Carreño escribió otra página gloriosa en la historia del club, al remontar un 3-1 en contra y eliminar en el set de oro al Cannes, para certificar su pase por primera vez a semifinales de la Copa CEV. Pero la ambición del CAI no tiene límites, y en febrero aspira a agigantar aún más su nombre en Europa.

El bloque que gestiona Carreño ya conoce el nombre del rival con el que se cruzará en su camino hacia la final de la Copa CEV. Un viejo conocido en la Champions League, el Knack Roeselare, será el adversario de la Fase Challenge, que une a los equipos de CEV con los eliminados de la Champions. La antepenúltima criba antes de que se forme el selecto grupo de cuatro equipos que pelearán por la gloria. El CAI recibirá a la escuadra belga el 17 de febrero, y la vuelta será en Bélgica entre el 1 y el 3 de marzo. Un Roeselare bien distinto al que se enfrentó el CAI en la campaña 2009/2010, y en el que figura dentro de una plantilla con claro acento belga el colocador internacional español Ángel Trinidad.

El optimismo se ha instalado en la familia de la entidad naranja. "El CAI se crece en la competición europea", aseguraba ayer el presidente de la entidad aragonesa, Carlos Ranera, un torneo que supone un estímulo añadido para mejorar el rendimiento. El dirigente naranja, que respiró al evitar al temido Dinamo Moscú, se declaró convencido de que "si no hubiera participado en la Copa CEV, el equipo no jugaría al nivel que lo está haciendo". Ranera anunció que la campanada del Cannes "se puede repetir" con el Roeselare. "No será fácil superarlo, es un conjunto más potente que el Cannes, pero nuestro juego todavía puede mejorar" sometido a la exigencia del campeonato continental.

Moral por las nubes

La moral de la hinchada naranja está por las nubes. "Podemos ganar a cualquiera". Así de optimista se mostraba ayer el presidente honorífico de la peña del CAI Teruel, Óscar Mesado, tras la épica victoria. Y es que las sensaciones que transmitió el equipo frente al Cannes fueron inmejorables. "Todos los jugadores estuvieron centrados y se mostraron muy ambiciosos. Jugando a este nivel, el CAI no tendrá rival en España y da la impresión de que puede superar también la siguiente ronda de la Copa CEV", añadió. Reconoció que el Roeselare es "el peor rival" que le podía tocar al CAI, aunque matizó que "también era muy potente el Cannes, y cayó". El peñista reconoció que ante los belgas, la afición volverá a jugar una papel destacado: "Nuestra implicación el miércoles fue brutal. El público se vino arriba". Y se mostró convencido de que el Roeselare tendrá enfrente "a la mejora afición del voleibol español".

La única sombra en el panorama deportivo es el hachazo que sufrirá la aportación del Gobierno de Aragón en concepto de patrocinio. El máximo gestor del club turolense recordó que, a cambio de la ayuda económica del Gobierno aragonés, el CAI realiza una "impagable labor promocional de Teruel y Aragón por toda Europa". Además, mencionó la vertiente social del CAI Teruel, con el "fomento del deporte de base, la divulgación de valores saludables y el apoyo de una amplia masa social".

Ranera indicó que la financiación de la presente temporada está asegurada "con estrecheces", pero que si el recorte del patrocinio público se confirma, los problemas llegarán con la próxima temporada. Anunció que el primer ajuste derivado de la merma financiera será, probablemente, descartar la participación en competición europea.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión