Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

El zaragozano Félix Brocate aspira a la presidencia de la Asobal

El presidente de la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano anunció que dejaba la presidencia el pasado viernes.

Eduard Coll, presidente de la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (Asobal), anunció el pasado viernes que abandonaba la presidencia del organismo. A partir de entonces, empezaron a circular los primeros nombres de los posibles sustitutos al sillón de la entidad. Y encabezando la lista aparece la figura de Félix Brocate. El zaragozano, que durante 35 años vinculó su apellido a un deporte que le dio "todo" para dar el salto a la dirección general del Deporte del Gobierno de Aragón en 2011, optará al cargo de Coll. "Esto surge el sábado y estoy un poco abrumado. Todavía no he hablado con nadie. Ni siquiera me he puesto en contacto con Balonmano Aragón y Bada Huesca. Mañana (por hoy) empezaré a llamar a los clubes y a ver si hay sintonía", señalaba ayer Brocate.

Tras la dimisión de Coll, el Go Fit Sinfín Balonmano de Santander publicó el sábado en su web oficial que apoyará la candidatura de Brocate. "Las buenas y duraderas relaciones con el Balonmano Sinfín y su dilatada experiencia en nuestro deporte son el mejor aval para ser el nuevo presidente", rezaba la nota. El 5 de febrero es la fecha tope para presentar los avales (un mínimo de cinco).

Menos entrenador, Brocate, de 58 años, se ha curtido en todas las áreas que competen al balonmano: fue jugador en el Instituto Goya; árbitro en la Liga Asobal durante ocho años (dos como internacional), hasta 1993; y director técnico de la Escuela Nacional de Árbitros de 1995 a 1997. Fue este año cuando decidió dar un nuevo impulso a un nuevo rol, el de delegado, que le permitió vivir en directo y de forma exitosa tres Juegos Olímpicos (Sídney, Atenas y Pekín), tres Mundiales, dos Europeos y unos Juegos del Mediterráneo. En 1997, Félix Brocate tomó las riendas de la Federación Aragonesa, donde adquirió experiencia directiva y soltura en las relaciones de despacho. Once años mirando el balonmano aragonés.

Hasta que en 2008 se atrevió a dar un paso más y presentó su candidatura a la presidencia de la Federación Española de Balonmano (también optó en 2013). Un sillón que no ató, pero que le reconoció aún más dentro del estamento nacional. La concesión de la medalla de bronce de la Real Orden del Mérito Deportivo redondeó una trayectoria ejemplar en el balonmano, a la que aspira a poner la guinda en la Asobal.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión