Despliega el menú
Deportes

El CAI Zaragoza ya busca sustituto para Diener

El escolta, que padece la enfermedad de Crohn, podría abandonar el club si no soluciona sus problemas físicos.

Drake Diener, escolta del CAIZaragoza, avanza con el balón en el partido ante el Charleroi belga.
Drake Diener, escolta del CAIZaragoza, avanza con el balón en el partido ante el Charleroi belga.
oliver duch

El CAI Zaragoza ya busca un sustituto para Drake Diener, cuyo rendimiento se ha desplomado drásticamente por sus continuos problemas físicos. El escolta se está sometiendo a diferentes análisis médicos para intentar contener sus dolencias; pero los remedios, de momento, no están resultando eficaces y el jugador tampoco podrá actuar hoy, frente al Reyer Venecia, en la décima jornada de la Eurocup.

Antes, el norteamericano se había ausentado contra el Nancy francés, en la competición continental; mientras que en sus dos últimos compromisos de la Liga Endesa, contra el Estudiantes y el Tenerife, tuvo una participación residual. Ante los madrileños, aportó 6 puntos en el cuarto inaugural, después de convertir sus dos lanzamientos triples, aunque se retiró de la pista transcurridos seis minutos de juego y ya no pudo intervenir. Y el pasado fin de semana, su aportación se redujo a cuatro minutos, después de sufrir fuertes dolores estomacales y fatiga en las primeras acciones del duelo.

Diener se someterá hoy a nuevas pruebas facultativas, en busca de una solución que le permita, por fin, volver a competir con normalidad y recuperar su mejor versión en la pista. Sin embargo, los primeros análisis no han sido nada esperanzadores y, de hecho, no se descarta que tenga que anticipar su retirada del baloncesto profesional. En este sentido, el CAI ya le busca un sustituto, aunque aguardará a los últimos resultados médicos –que se conocerán esta misma semana–, para maniobrar en uno u otro sentido. Pero el club, en principio, considera muy probable que tenga que abordar una nueva contratación.

Diener padece la enfermedad de Crohn, una dolencia digestiva crónica que puede generar inflamaciones desde la boca hasta el final del intestino delgado. Se le diagnosticó en 2005 y mantuvo al escolta un año entero apartado de las pistas. Durante ese periodo, se sometió a cuatro operaciones y perdió hasta 30 kilos de peso.

Desde su llegada al CAI Zaragoza, la enfermedad ha vuelto a azotar con fuerza al jugador. "El primer problema que tuve fue cuando nos enfrentábamos con el Nancy, a finales de octubre. Ya partir de ahí, las dolencias han persistido y no puedo trabajar con normalidad. Está resultando muy frustrante", confiesa Diener, quien sigue un tratamiento especial, desde hace ya una década, que le estaba permitiendo competir al máximo nivel.

De hecho, ofreció una rendimiento muy elevado en Italia, donde actuó durante nueve campañas en siete equipos diferentes: Ticino, Orlandina, Mens Sana, Scandone Avellino, Teramo, Dinamo Sassari y Reggio Emilia. En su carrera profesional, siempre facturó más de 10 puntos por partido.

"El CAI me está ayudando muchísimo. Está siendo un gran apoyo para mí, porque estoy pasando por momentos difíciles. La enfermedad me produce dolor abdominal y fatiga, por lo que no puedo darle al equipo lo que realmente debería.  Ahora he visitado a un especialista en Zaragoza y esperemos que pueda dar con la solución. Estoy muy agradecido al club, que ya me ha transmitido que lo más importante es mi salud", anuncia Diener, quien, sin embargo, no quiere pronunciarse sobre su posible salida: "En las próximas horas me someteré a un nuevo examen. Y cuando tengamos los resultados, entonces ya tomaremos una decisión entre el club y yo".

Mientras, el entrenador del CAI Zaragoza, Andreu Casadevall, subraya el compromiso del escolta: "Se le están haciendo pruebas y veremos qué dicen los médicos. Sin embargo, yo le agradezco los esfuerzos que está realizando por estar con el equipo e intentar ayudar. Su actitud es intachable. Otro, en su misma situación, hubiera parado hace tiempo; pero él sigue insistiendo en trabajar y en entrenarse. Y es quien peor lo está pasando, porque la pérdida de peso y de fuerza e impiden rendir a su nivel", explica el técnico.

Etiquetas
Comentarios