Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Reto mundial sobre el tatami

?Los zaragozanos Raquel Roy, Samy Ennkhaili, Guillermo García y Marcos Martínez ponen el acento aragonés en la cita internacional que arranca hoy en Yakarta (Indonesia).

Los karatekas en la Estación Delicias de Zaragoza.
Los karatekas en la Estación Delicias de Zaragoza.
A. R.

Los zaragozanos Raquel Roy, Samy Ennkhaili, Guillermo García y Marcos Martínez afrontan desde hoy un reto mayúsculo sobre el tatami. El Campeonato del Mundo de kárate es el mayor evento en un deporte que camina con paso firme hacia su inclusión en el programa olímpico de Tokio 2020. Allí esperan estar los cuatro aragoneses. Pero antes van superando etapas, como la que les ha llevado a Yakarta. La capital de Indonesia, metrópoli tropical llena de atractivos exóticos, es el escenario de la competición abierta a las categorías cadete, júnior y sub 21, tanto en la modalidad de kumite como kata, y reúne a más 2.000 deportistas.

"Trabajo y perseverancia" son las claves de los prometedores deportistas, que aspiran a llegar a lo más alto. "Hay que entrenar mucho. También hay que tener un grupo de compañeros que te anime cuando estás agotada y te dan bajones", apunta Raquel Roy, que inicia hoy su concurso individual. Con 17 años, la nueve veces campeona de España en kata desea seguir alargando su extenso palmarés, que empezó a forjar siendo una niña en el gimnasio Sankukai de la mano de sus entrenadores José Luis López Leri y Santiago Velilla.

Hace dos años, en Guadalajara, la karateca subió a lo más alto del podio mundial en el programa por equipos, y se colgó el bronce en individual, en ambos casos siendo cadete. En Yakarta, Raquel da el salto a edad júnior, con lo que eleva su nivel de exigencia. "Estamos en un Mundial y es un evento diferente: allí todos van a hacerlo bien", asume la internacional, que este año embelleció el currículum con un oro europeo por equipos, que se unió a la plata individual conquistada en 2014. Un palmarés que la sitúa en un lugar privilegiado e histórico en la selección nacional.

En el Sankukai también se prepara el más joven de la expedición aragonesa, Guillermo García. Con 15 años, el karateca debuta con valentía esta mañana en un torneo de caché, aunque no puede evitar los nervios previos antes de saltar al tatami. "Me estreno con la selección y voy un poco a ciegas, porque no sé qué voy a encontrar.

Pero me he preparado y voy con la seguridad de que intentaré dar lo máximo para hacerlo lo mejor posible", explica Guillermo, que descubrió el kárate gracias a unos amigos del centro escolar donde estudia, el IES Miguel Catalán. "Me enganché. El mérito es entrenar mucho y aprender de los mayores. Ser constante y paciente. Y si hay una derrota, levantarse y seguir", declara el deportista, que presume de dos oros y dos platas nacionales.

Hasta el domingo no entrará en acción Samy Ennkhaili, que participa en la disciplina de kumite júnior -68 kilos. Es la cuarta vez que el karateca luce los colores de la selección española: tras competir en dos Europeos, ahora afronta su segundo Mundial y con ambición. "El objetivo es subir a lo más alto. Después del último Mundial, creo que he ganado en experiencia. Hace dos años llegué hasta cuartos de final y en la repesca gané un combate y perdí otro. Ahora quiero seguir el mismo camino e intentar colarme en la final", afirma Samy.

Su espíritu inquieto, y el de sus hermanos, llevó a sus padres a llevarle al gimnasio con cinco años. "La solución era un deporte de combate, que nos gustó a todos", recalca. En este tiempo, el zaragozano ha encontrado en el kárate "disciplina". "Me ha aportado orden en el día a día, para marcarme unas metas en mi vida deportiva y personal. Trabajo, sacrificio y nunca desistir", resume.

Dentro del Proyecto Mundial

A los tres les despidió el pasado jueves su maestro, Santiago Velilla. El entrenador habla orgulloso de sus pupilos: "Guillermo tiene un instinto especial que lo transmite en la ejecución de las katas, con una velocidad extraordinaria y una técnica superfina. Raquel es la voluntad, el trabajo, la constancia... Es una deportista con una humildad tremenda, que cree en el día a día. Y Samy tiene un bagaje técnico brutal, y un espíritu especial que combina el carácter del combate con esos valores de respeto y disciplina que imparte el kárate".

Los tres forman parte del Proyecto Mundial de la Federación Española de Kárate, un programa de preparación de dos años en el que también ha participado el cuarto aragonés en el evento. Marcos Martínez se estrena el domingo en la categoría más alta del certamen en kumite: sub 21 y en el peso +84 kilos. En su maleta no faltan una pulsera que le regaló su madre y las protecciones con las que firmó el pasado mes de febrero un combate de oro (+76 kilos) para lograr el máximo galardón en el Europeo júnior.

Un oro que se une a un buen número de preseas de todos los colores, regionales, nacionales e internacionales (bronce Europeo en 2014), que adornan su currículum. "Ahora tengo más responsabilidad, pero intentaré dar la sorpresa. Hay que ir al 100% de ganas para hacerlo bien y no cometer errores. Hay rivales muy buenos que te pueden dar un susto", señala el joven de Garrapinillos, de 18 años, que viste el kimono del Shuriyama.

Su mentor, Antonio Martínez Amillo, augura un buen torneo para su campeón: "Va muy mentalizado. Lleva una línea ascendente y ha madurado mucho. Marcos tiene un buen físico y una cabeza que procesa muy bien. A nivel táctico es muy organizado. Está en un momento dulce".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión