Despliega el menú
Deportes

"Con cara de tonta, pero debo estar contenta"

Poves se vio superada en los últimos metros por la mexicana Alejandra Ortega, en 20 km marcha.

La zaragozana María José Poves tras la carrera
La zaragozana María José Poves tras la carrera
Efe

La zaragozana María José Poves, décima en 20 kilómetros marcha en el Mundial, dijo que se quedó "con cara de tonta" al verse superada en los últimos metros por la mexicana Alejandra Ortega, aunque se va de Pekín "contenta".

"Décima, mi mejor posición en un Mundial y primera española, así que contenta", resumió Poves, quien también se lamentó por perder un puesto al final.

"Debo estar contenta. Mi objetivo era ser finalista, iba novena y, aunque no era la posición más deseada, iba contenta. Lo único es que en la línea de meta me ha adelantado la mexicana. No me he dado cuenta, porque al entrar al estadio le sacaba bastante y no me he girado en la recta", explicó la atleta.

La zaragozana finalizó con un tiempo de 1h31:06 (su mejor marca de la temporada), en una carrera que planificó para ir de menos a más, y mejoró su duodécimo puesto del Mundial de Osaka de 2007, aunque se quedó a las puertas de la clasificación para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

"Hubiera sido impresionante preparar los Juegos Olímpicos sin tener que estar machacándonos, pero he conseguido la plaza fija para la Copa del Mundo, que es un pasito también", señaló Poves.

La marchadora dijo que el cambio de entrenador que realizó esta temporada (comparte preparador con el flamante campeón mundial Miguel Ángel López, José Antonio Carrillo) le ha dado "seguridad" y le ha permitido llegar a Pekín en su mejor estado de forma tras una preparación "perfecta". 

Etiquetas
Comentarios