Deportes
Suscríbete por 1€

Un bombero de altura

El bombero zaragozano ha sido el octavo más rápido del mundo en subir los 1.576 peldaños del Empire State de Nueva York.

David Robles, a la izquierda, con camiseta blanca
Un bombero de altura
AFP

Si ocurre algo en su casa y los Bomberos de Zaragoza tienen que subir por las escaleras, rece porque en el camión vaya David Robles. Pocos hombres en el mundo podrían subirlas más rápido que este bombero zaragozano, y la mejor prueba de ello es que acaba de quedar octavo en la tradiconal carrera vertical por las escaleras del Empire State Building de Nueva York, una de las pruebas más populares de esta curiosa modalidad.

La meta estaba situada en el observatorio del edificio, en el piso 86, a una altura de 326 metros de altura. El rascacielos era el más alto de la ciudad estadounidense antes de la construcción de las Torres Gemelas y volvió a serlo tras el atentado del 11-S, aunque ahora el nuevo One World Trade Center en la denominada Zona Cero ha recuperado la condición de techo de Nueva York.

Robles, que se ha curtido subiendo una y otra vez los 21 pisos del World Trade Center de Zaragoza, remontó los 1.576 peldaños del edificio neoyorkino en 11 minutos y 48 segundos. El ganador en categoría masculina de esta 38 edición fue el alemán Christian Riedel, de 34 años, que hizo un tiempo de 10 minutos y 16 segundos, mientras que en categoría femenina ganó por sexta vez la australiana Suzy Walsham, con un tiempo de 12 minutos y 30 segundos. Sin embargo, ninguno de los dos pudieron superar los récords que tiene esta prueba, que conservan Paul Crake (2003) y Andrea Mayr (2006), con unos tiempos respectivos de 9 minutos 33 segundos y 11 minutos 23 segundos.

La competición, en la que participaron centenares de corredores de todo el mundo, discurre por una escalera estrecha y sin ventanas por la que solo caben dos personas al mismo tiempo, lo que representa retos adicionales para una prueba de este tipo. La carrera está organizada por la agrupación deportiva New York Road Runners (NYRR) y el edificio, uno de los lugares favoritos de los turistas que llegan a esta ciudad, se cierra para que pudiera disputarse la prueba.

Etiquetas