Despliega el menú
Deportes

Teresa Perales recibe de manos del Rey la Gran Cruz del Mérito Deportivo

La espontaneidad del hijo de la deportista le ha convertido en el protagonista de la ceremonia.

Teresa Perales ha recibido en la Zarzuela la Gran Cruz del Mérito Deportivo
Teresa Perales recibe de manos del Rey la Gran Cruz del Mérito Deportivo

La nadadora paralímpica Teresa Perales ha recibido este martes de manos del Rey la Gran Cruz del Mérito Deportivo en una sencilla ceremonia celebrada en la Zarzuela, a la que han asistido la Reina, los Príncipes de Asturias y la infanta Elena y que ha protagonizado la espontaneidad del hijo de la galardonada.

"¡Enhorabuena, campeón!", ha dicho don Juan Carlos con gesto cómplice a Mariano, que acaba de cumplir cuatro años y acompañaba a su madre en el Salón de Audiencias del palacio, después de que el niño observara con curiosidad la banda de la condecoración e incluso hiciera ademán de acercar su cabeza para que el Monarca se la colgara al cuello.

El pequeño Mariano ha propiciado varios momentos distendidos en esta ceremonia, a la que Teresa Perales ha acudido con su marido, Mariano Menor, su madre, sus suegros y su cuñada, una compañía familiar que se correspondía con el visible afecto con que la ha recibido tanto el Rey como la Reina, el Príncipe y doña Letizia.

El ministro de Educación y Cultura, José Ignacio Wert, el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, y el presidente del Comité Paralímpico, Miguel Carballeda, acompañaban también en este acto a Perales, que ha posado para los medios gráficos junto a la Familia Real con su marido y su hijo, que desde el principio se ha convertido en el centro de atención.

Tras la conversación a puerta cerrada con los Reyes y los Príncipes que ha seguido al acto de entrega, Perales confirmaba a los periodistas que su hijo había sido el "auténtico protagonista" de la ceremonia y relataba, divertida, que incluso había intentado morder la condecoración como si se tratara de una medalla de competición.

Teresa, emocionada y honrada por sumarse al selecto grupo de 17 deportistas merecedores de esta Gran Cruz -es la primera mujer que la recibe- y por disfrutar junto a sus allegados de un "entrañable" encuentro con la Familia Real, ha desvelado que la Reina ya le había augurado esa distinción hace años y ha comentado que su objetivo es superar en los Juegos de Río las 22 medallas logradas en Londres.

En la cita londinense, fue la abanderada del equipo español en la ceremonia de inauguración y se convirtió en la deportista española con mayor número de medallas en Juegos Paralímpicos, con un total de 22: seis de oro, seis de plata y diez de bronce.

Perales, que utiliza silla de ruedas desde los 19 años a consecuencia de una enfermedad, debutó internacionalmente en 1998 en el Campeonato del Mundo de Nueva Zelanda y desde entonces ha participado en las cuatro últimas ediciones de los Juegos Paralímpicos: Sydney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012.

Zaragozana diplomada en Fisioterapia, fue diputada en las Cortes de Aragón y directora general de Atención a la Dependencia en el Gobierno aragonés, así como asesora en el Ayuntamiento de Zaragoza, ciudad de la que fue nombrada en 2008 nombrada hija predilecta.

Condecorada en 2009 con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo, es miembro del Consejo de Deportistas del Comité Paralímpico Internacional y formó parte de las delegaciones que defendieron ante el COI las candidaturas olímpica y paralímpica de Madrid 2016 y 2020. 

Etiquetas