Despliega el menú
Deportes

Las estaciones de esquí aragonesas abren con 269 kilómetros de nieve

Todas las instalaciones han abierto sus puertas con 251 pistas disponibles.

Esquiadores en Formigal
Alerta por aludes y vientos de hasta 100 km/h en el Pirineo

Todas las instalaciones de esquí aragonesas han abierto este lunes sus puertas con 251 pistas disponibles y un total de 269,4 kilómetros para disfrutar de la nieve.

En Astún se prevé un viento fuerte, al igual que en Candanchú donde las pistas se abren de forma progresiva en función del tiempo.

Mientras que Cerler mantiene un riesgo de avalanchas elevado.

Para los aficionados al esquí de fondo solo hay abiertas dos pistas: la de Pineta en Bielsa con 12 kilómetros de circuito y la de Candanchú con 15 kilómetros.

Formigal presenta 84 pistas abiertas y 110 kilómetros esquiables. La nieve es polvo y los espesores oscilan entre 95 y 200 centímetros.

En Panticosa hay 29 pistas y 14 remontes disponibles con19 kilómetros esquiables de nieve polvo.

Cerler ha abierto este lunes con 62 kilómetros, 51 pistas y 18 remontes. La nieve es polvo-dura. Y recomiendan no esquiar fuera de pistas balizadas y abiertas ya que el riesdo de avalanchas es de nivel 4.

Astún, por su parte, cuenta con 24,5 kilómetros de nieve polvo-dura, distribuidos en 30 pistas abiertas y con 8 remontes en funcionamiento. Hay previsión de viento fuerte.

Candanchú abre de forma progresiva sus instalaciones debido al fuerte viento. Y tiene disponibles 36 pistas con 33,5 kilómetros esquiables.

En Javalambre, los esquiadores pueden disfrutar de 11 pistas abiertas y nieve dura-húmeda en 11,8 kilómetros esquiables. Hay cuatro remontes disponibles y espesores de entre 25 y 90 centímetros.

La estación de Valdelinares dispone de 8,6 kilómetros esquiables en 10 pistas. La nieve es húmeda-primavera y los espesores oscilan entre 25 y 95 centímetros.

Etiquetas