Despliega el menú
Deportes

Heraldo Joven

Con la herida abierta

Herida de Rafa Nadal en la mano
Nadal, con la herida abierta

Vendada su mano izquierda para proteger la llaga que tiene abierta en la palma del roce de la raqueta Nadal sufrió para doblegar al búlgaro Dimitrov de 22 años (3-6, 7-6, 7-6 y 6-2) que actuaba por primera vez en los cuartos de un grande.

"He tenido mucha suerte en el desempate", señaló Nadal, "y he sufrido mucho", añadió el jugador de Manacor que explicó que sus principales problemas con el vendaje de protección lo pagó su saque, ya que algunas veces su raqueta se le escapaba.

"Sentía que la raqueta se me iba. Debo intentar mejorar, y estar preparado para el partido que viene contra Federer o Murray. La llaga esta mejor, pero no puedo jugar sin la protección", comentó.

El conocido refrán "gato con guantes no caza ratones" se hizo realidad en Rafa, porque a su mano le faltaba sensibilidad en los agarres, especialmente para conectar su derecha y aguantar con su saque después. Al no poder cerrar bien la empuñadura y sentir con naturalidad el toque, Nadal juega disminuido.

Etiquetas