Deportes
Suscríbete por 1€

Mundial de Natación

Mireia es humana, Ledecky no lo parece

La nadadora española no ha podido pasar de la quinta plaza y ha demostrado que el esfuerzo de los últimos días ya le pasa factura, mientras que la americana sigue imparable. Wildeboer, en la final de 50 espalda.

Mireia Belmonte, durante la final
Mireia es humana, Ledecky no lo parece
AFP

La nadadora española Mireia Belmonte ha demostrado este sábado que es humana y que su extenso programa de seis pruebas individuales en los Mundiales de Barcelona 2013 le pasa ya factura, algo que la estadounidense Katie Ledecky no parece saber qué es.

Mireia no pudo superar la quinta posición en una final en la que Katie ganó, con 16 años, su tercera medalla de oro individual en estos campeonatos: 400, 800 y 1.500 metros libre, con dos récords del mundo, uno en los 1.500 hace cuatro días y el del 800 hoy.

La nadadora de Badalona, de 22 años, se quedó sin la medalla de plata en un Mundial que se llevó tras la estadounidense en esta prueba en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Su segunda presea en la capital británica, ahora hace un año.

Este sábado, en la piscina del Palau Sant Jordi, perdió pronto el ritmo de las tres primeras: Ledecky, la danesa Lotte Friis y la neozelandesa Lauren Boyle. Belmonte hizo 8:21.99 a 8.13 de la ganadora, mientras que la nórdica quedó a 2.46 y la oceánica a 4.72.

La española trató se seguir al trío de cabeza, pero tuvo que pelear por la cuarta posición, de ella no pasó a lo largo de la final, con la húngara Boglarka Kapas, mientras que veía a su lado cómo Boyle se le escapaba a por el bronce.

En cualquier caso, Belmonte tiene pendiente los 400 estilos y ya ha subido a dos podios en Barcelona 2013: plata en los 200 mariposa y bronce en los 200 estilos.

Wildeboer pasa a la final

Minutos antes, el español Aschwin Wildeboer se había clasificado para la final de los 50 metros espalda de este domingo con la sexta mejor marca, en unas semifinales en las que se impuso el francés Camille Lacourt.

El galo paró el crono en 24.39, por 24.45 de su compatriota Jeremy Stravius, que nadó en la segunda serie junto a Lacourt y fue segundo en la suma de las dos semifinales. El israelí Guy Barnea ganó la carrera de Wildeboer con 24.73 por 24.79 del estadounidense Matt Greevers y 24.90 del español.

Marina García se despide

Marina García terminó esta tarde una extraordinaria competición a lo largo de siete días en los que ha estado en dos finales, 100 y 200 braza, y en unas semifinales.

La bracista de Barcelona, nacida en 1994, fue eliminada en las semifinales de los 50 metros braza, una distancia que no es la suya, en una carrera en la que la lituana Ruta Meilutyte batió el récord del mundo con un tiempo de 29.48. García fue décima en la suma de los tiempos de las dos series con 31.24, a 1.76 del récord del mundo.

Etiquetas