Despliega el menú
Deportes

Cicloturista Quebrantahuesos

La prueba de los récords

El sábado se disputa la clásica cicloturista Quebrantahuesos. La cita que reúne a más de once mil deportistas se ha convertido en una referencia mundial.

Un grupo de participantes en la Quebrantahuesos
Belda gana en Sabiñánigo
RAFAEL GOBANTES

Dice Fernando Escartín, ilustre exciclista y presidente de la Peña Edelweiss, que gran parte de los aragoneses no somos conscientes de la trascendencia de la Quebrantahuesos, prueba que se celebra este próximo sábado en Sabiñánigo. Y, desde luego, es complicado hacerse una idea, sin presenciarlo, de todo lo que genera la cita. 

Más de once mil ciclistas se citan en la localidad serrablesa para participar en una de las citas de referencia del cicloturismo mundial. De ellos, una notable mayoría (8.500 participantes) tomarán la salida en la Quebrantahuesos y el resto, en la otra cita que el tiempo va consolidando como alternativa, su hermana menor, la Treparriscos.

Cualquier cifra vinculada a la QH provoca vértigo. Sin ir más lejos, han sido casi 110.000 ciclistas los que a lo largo de los años han participado en la prueba. Este año, para atender a los 11.000 deportistas se han citado un millar de voluntarios; compiten ciclistas de 42 países y la organización, que la Peña Edelweiss ha delegado en Octagon, ha puesto en marcha un dispositivo que incluye el cierre de las carreteras mientras se celebra la prueba cicloturista.

En sí mismo, el perfil es escalofriante: más de 200 kilómetros con las ascensiones encadenadas del Somport, el Marie Blanque, el Portalet y el alto de Hoz. Más allá que una gran etapa del Tour de Francia. 

No hay en España una prueba similar. Y el efecto llamada de la Quebrantahuesos es llamativo, impone respeto: el mayor número de participantes son vascos (2.078), seguidos de los catalanes (2.066) y sólo e tercer lugar figuran los ciclistas aragoneses (1.771). A ello se unen las 42 nacionalidades de quienes tomarán la salida el sábado desde Sabiñánigo.

Es complicado valorar el impacto económico que supone para la zona una prueba que vuelve los ojos de medio mundo hacie el Pirineo aragonés. Los promotores valoraban este efecto en torno a los nueve millones de euros directamente sobre la zona, sin tener en cuenta la repercusión de la imagen, que tanto se tiene en cuenta en otras citas deportivas.

La entidad de los participantes, entre ellos, destacadas figuras del ciclismo mundial, la repercusión del acontecimiento, la solidez que ha adquirido la prueba hacen de la Quebrantahuesos una referencia mundial de este modalidad deportiva.

Todo, a partir de este sábado, en Sabiñánigo.

Etiquetas