Despliega el menú
Deportes

Alpinismo

Pauner conquista el Everest

El montañero aragonés, que se encuentra en pleno descenso, completa el reto deportivo de ascender a los catorce ochomiles, las cimas más altas del planeta.

Cima del Everest
La voluntad de hierro de Carlos Sanz conquista el hielo del Everest
CARLOSPAUNER.COM

El montañero aragonésCarlos Pauner ha anunciado a través de su cuenta de Twitterque ha hecho cima en el Everest, la montaña más alta del mundo y la última que le faltaba en su carrera por la conquista de los catorce ochomiles, las catorce montañas más altas del mundo.

Hacía ya tiempo que Carlos Pauner, que comparte expedición con el también aragonés Raúl Martínez, había anunciado su intención de llegar a la cima el 22 de mayo. Se esperaba una pequeña cortina de buen tiempo, que los expedicionarios querían aprovechar.

Pauner se encontraba a primera hora de la mañana en España en pleno descenso hacia el Campo IV, donde pretendía descansar un poco antes de completar el regreso definitivo hacia el Campo Base.

El montañero aragonés sella con el ascenso al Everest su impresionante aventura deportiva de la conquista de las catorce cimas más alta del planeta.

El montañero se convierte así en el primer aragonés en coronar los 14 ochomiles y el cuarto español, tras los vascos Juanito Oiarzabal, Alberto Iñurrategi y Edurne Pasaban.

La web oficial del alpinista informó de que Pauner llegó a la cumbre, situada a 8.848 metros, tras un ascenso nocturno de unas siete horas desde el Campo IV, en la vertiente sur de la montaña, que marca la frontera entre Nepal y China. El ascenso fue complicado por los fuertes vientos en las proximidades de la cumbre, según señaló la misma fuente.

El jacetano se convierte en el trigésimo segundo alpinista que ha logrado los 14 ochomiles, una hazaña que comenzó en 2001 con el ascenso al K2, la segunda montaña más alta del mundo (8.611 metros) y finaliza con la única que le supera en altura.

Doce años de escaladas nada fáciles, especialmente cuando en 2003, subiendo el Kanchenjunga (el tercer ochomil más alto), tuvo un accidente en el descenso y se le llegó a dar por muerto durante tres días.

Tampoco han faltado las polémicas, habituales en el competitivo y exclusivo club de los 'ochomileros', como el año pasado, cuando se plantearon dudas sobre su llegada a la cumbre al Shisha Pangma, el más bajo de los ochomiles, algo que logró junto a Oiarzabal y otros alpinistas.

Etiquetas