Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Parte de nieve

Cerradas las estaciones de Astún y Panticosa por el viento

El temporal de viento y nieve que afecta al Pirineo mantiene cerradas varias estaciones de esquí y en Candanchú y Formigal, las dos estaciones abiertas solo se puede esquiar en 20 kilómetros de pistas. En Teruel, las estaciones funcionan con normalidad.

Imagen de Cerler, Robellons
El viento obliga a cerrar numerosas pistas y algunas estaciones del Pirineo
ARAMÓN

El viento obliga a mantener cerradas numerosas pistas y estaciones el Pirineo

Cerler, en el valle de Benasque, ha puesto en funcionamiento 7 remontes, 8 pistas y 7 kilómetros esquiables cubiertos con espesores entre 110 a 210 centímetros de nieve polvo.

En Formigal, en el valle de Tena, funciona con 5 remontes, 9 pistas y 13 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de 100 a 320 centímetros, la mayoría en la zona de Sextas, la única que tiene el aparcamiento abierto para los esquiadores.

Panticosa permanecerá cerrada durante todo este sábado por las fuertes rachas de viento que se esperan de hasta 140 kilómetros por hora en el Pirineo.

Candanchú, en el valle del Aragón, están abiertos 12 remontes, 14 pistas y 6,5 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 120 y 320 centímetros.

Las bajas temperaturas, el viento y la nieve mantien cerrada también la estación de Astún, a la espera de la evolución del temporal. Las temperaturas en las estaciones pirenáicas no suben de -5 grados.

En Teruel, el panorama es bien distinto:

Javalambre mantiene abiertos 12,8 kilómetros esquiables con nieve polvo-dura, de 30 a 60 centímetros y hay 13 pistas abiertas y 7 remontes a disposición de los deportistas. Desde la estación indican que según varíe el viento se podrían cerrar algunas pistas y remontes.

En Valdelinares hay 9 kilómetros abiertos con 10 pistas y 10 remontes abiertos de nieve polvo dura.

Etiquetas