Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Esquí

Nieve polvo y húmeda en las estaciones aragonesas

Se mantienen abiertas, salvo Panticosa y Javalambre, que tienen previsto atender a los esquiadores el fin de semana.

  Las estaciones de esquí aragonesas están hoy abiertas y cubiertas de nieve polvo y húmeda a excepción de Javalambre y Panticosa, que se encuentran cerradas hasta el fin de semana.

En Astún están en marcha 12 remontes, 43 pistas y 34,5 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de 70 centímetros.

En Candanchú, también en el valle del Aragón, están abiertos 5 remontes, 16 pistas y 12,5 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de entre 20 y 80 centímetros.

Formigal, en el valle de Tena, funciona con 19 remontes, 77 pistas y 102 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de entre 55 y 150 centímetros.

Cerler, en el valle de Benasque, ha puesto en funcionamiento 11 remontes, 27 pistas y 33 kilómetros esquiables cubiertos con espesores entre 25 y 75 centímetros de nieve polvo y húmeda.

La estación turolense de Valdelinares está abierta con 6 remontes, 7 pistas y 6,7 kilómetros esquiables cubiertos con espesores entre 20 y 55 centímetros de nieve primavera.

Para la práctica del esquí de fondo, Linza, en Ansó, cuenta con un circuito de 7,5 kilómetros con espesores de 65 centímetros de nieve polvo.

Candanchú dispone de un circuito de 7,5 kilómetros cubiertos con nieve húmeda y espesores de 30 centímetros.

En el Balneario de Panticosa se han habilitado 5,5 kilómetros cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 50 y 60 centímetros.

En Pineta, en Bielsa, están abiertos 12 kilómetros de nieve polvo y húmeda con espesores de entre 20 y 50 centímetros.

En Llanos del Hospital, en Benasque, se ha habilitado un circuito de 11 kilómetros con espesores de entre 40 y 100 centímetros de nieve polvo.

Etiquetas