Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Nieve

Una copiosa nevada aumenta los espesores en las estaciones

Las únicas excepciones son Javalambre y Panticosa que se encuentran cerradas hasta este fin de semana.

El temporal de lluvia y nieve que afecta a Aragón ha provocado una copiosa nevada en el Pirineo que está aumentando los espesores de nieve en todas las estaciones. 

Formigal acumula 50 centímetros de nieve en todas las cotas tras la copiosa nevada, que continúa cayendo en los centros invernales oscenses. En esta estación del Pirineo oscense se trabaja en la zona del Bosque, para su apertura en cuanto sea posible y la previsión es abrir el mayor número de pistas y kilómetros, han informado desde Aramón.

En Aramón Cerler, en el Valle de Benasque, se abrirá este sábado, 15 de diciembre, la pista Les Planes y con ella todo el desnivel esquiable de la estación que son más de 1.100 metros.La nieve ha comenzado a caer a mediodía continúa nevando, han precisado las mismas fuentes.

Las estaciones de esquí aragonesas están este viernes abiertas y cubiertas de nieve polvo y dura a excepción de Javalambre y Panticosa que se encuentran cerradas hasta el fin de semana.

En Astún están este viernes en marcha 11 remontes, 28 pistas y 23 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de 70 centímetros.

En Candanchú, también en el valle del Aragón, están abiertos cuatro remontes, ocho pistas y 3,5 kilómetros esquiables cubiertos de nieve húmeda con espesores de entre 25 y 80 centímetros.

Formigal, en el valle de Tena, funciona con 10 remontes, 30 pistas y 37 kilómetros esquiables cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 60 y 120 centímetros.

Cerler, en el valle de Benasque, ha puesto en funcionamiento 11 remontes, 14 pistas y 20 kilómetros esquiables cubiertos con espesores entre 20 y 65 centímetros de nieve polvo.

La estación turolense de Valdelinares está abierta con 6 remontes, 9 pistas y 8 kilómetros esquiables cubiertos con espesores entre 30 y 80 centímetros de nieve polvo y dura.

Para la práctica del esquí de fondo, Linza, en Ansó, cuenta con un circuito de 7,5 kilómetros con espesores de 65 centímetros de nieve polvo.

Candanchú dispone de un circuito de 7,5 kilómetros cubiertos con nieve polvo y espesores de 40 centímetros.

En el Balneario de Panticosa se han habilitado 5,5 kilómetros cubiertos de nieve polvo con espesores de entre 50 y 60 centímetros.

En Pineta, en Bielsa, están abiertos 7 kilómetros de nieve polvo con espesores de entre 20 y 40 centímetros.

En Llanos del Hospital, en Benasque, se ha habilitado un circuito de 11 kilómetros con espesores de entre 40 y 90 centímetros de nieve polvo.

Etiquetas