Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Noruega llora la muerte repentina de nadador Dale Oen, campeón mundial

El nadador Dale Oen, campeón mundial de 100 metros braza y una de las mayores esperanzas de medalla olímpica para Noruega falleció este lunes por causas desconocidas.

Dale Oen
Noruega llora la muerte repentina de nadador Dale Oen, campeón mundial
EFE

Noruega llora la muerte repentina en Estados Unidos, tras un entrenamiento, del nadador Alexander Dale Oen, campeón mundial de 100 metros braza y una de las mayores esperanzas de medalla olímpica en Londres 2012 para este país escandinavo.

Olen, de 26 años, ocupa las portadas de los diarios noruegos tras ser encontrado muerto el lunes por la noche (hora local), por causas aún desconocidas, en la ducha de su habitación en la concentración de la selección noruega en Flagstaff (EE. UU.). "Era un gran deportista para un país pequeño que se ha ido demasiado pronto", declaró el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg.

Para el presidente de la Federación Noruega de Natación, Per Rune Eknes, se trata no sólo del "sin discusión mejor nadador noruego de la historia", sino también de "una persona única, un muchacho encantador".

El director deportivo del Comité Olímpico Noruego, Jarle Aambø, calificó su muerte de "pérdida incomprensible y muy triste" y habló de tragedia y de shock, al igual que el seleccionador de natación, Petter Løvberg, que con el resto del equipo realizó anoche en Flagstaff una ceremonia de homenaje a su compañero.

Løvberg se mostró "orgulloso" por la reacción del grupo y pidió respeto para la decisión del resto de nadadores de no hacer declaraciones sobre la muerte de Oen.

Según la información difundida por la Federación Noruega, Oen se fue a duchar tras jugar al golf, pero al ver que tardaba más de lo normal, sus compañeros de habitación forzaron la puerta del baño y lo encontraron tirado en el suelo, inerte.

Pese a los esfuerzos del médico de la selección por reanimarlo antes de que llegara la ambulancia, nada se pudo hacer y Oen fue declarado muerto una hora después.

Al cadáver del nadador noruego ya se la hecho la autopsia, pero según informaron las autoridades deportivas noruegas, no se conocerá el resultado definitivo hasta dentro de varias semanas.

Oen, que había logrado la plata en la misma prueba en Pekín 2008, se convirtió en julio pasado en el primer campeón en la historia de la natación noruega al ganar la final de los 100 metros braza, una prueba que se disputó unos días después de que su país fuera objeto de un brutal atentado doble en el que murieron 77 personas.

Las lágrimas de Oen en el podio, mientras escuchaba el himno de su país y dedicaba la medalla a las víctimas, emocionaron a un país que aún lloraba la matanza perpetrada por el ultraderechista Anders Behring Breivik, que está siendo juzgado estos días en Oslo.

Anja Johansen, la novia de Oen, lo despidió con un sentido homenaje en su página de la red social Facebook: una foto de ella besando en la mejilla al nadador con la leyenda "tú y yo... te quiero".

Etiquetas