Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Atletismo

Los límites humanos, a prueba en el "infierno" de Los Monegros

"El peor momento, el peor lugar" es el eslogan elegido para esta segunda edición de una maratón que tendrá lugar los días 14 y 15 de julio.

"El peor momento, el peor lugar" es el eslogan que acompañará a la II edición del Isostar Desert Marathon y que resume el desafío que alrededor de 400 atletas lanzarán a "un auténtico infierno deportivo" que tendrá lugar a lo largo de 110 kilómetros de carrera, los días 14 y 15 de julio, en el desierto de Los Monegros.

Este ultramaratón desértico es el único que se celebra en Europa, a imagen y semejanza del Maratón des Sables, la prueba reina de autosuficiencia que se celebra en Marruecos. En este tipo de aventuras domina el concepto de autosuficiencia en lucha contra el calor, en un entorno aislado donde las condiciones son extremas, con temperaturas que oscilan desde los 43 grados de día a 20 de noche.

La segunda edición vuelve al desierto aragonés de Los Monegros, a un trazado por las inhóspitas llanuras que van a variar el recorrido respecto al de 2011, aunque el itinerario exacto es el secreto mejor guardado por la organización.

Sí se conoce que el trazado será completamente llano y con ausencia total de zonas de sombra, por lo que los atletas estarán constantemente expuestos al sol, convirtiendo la hidratación en un aspecto vital para superar la prueba.

No solo el sol y la temperatura serán enemigos a tener el cuenta en el aspecto físico y mental. A la caída de la tarde la soledad y la oscuridad representan otros desafíos para los corredores.

Cada atleta tendrá que planificar la previsión alimentaria y cargar el material necesario en sus mochilas a lo largo de todo el recorrido, cuyo tiempo límite para completarlo es de 27 horas, mientras que el avituallamiento de agua y bebidas isotónicas correrá a cargo de la organización.

Entre el material exigido destaca una linterna frontal, una luz roja de posición trasera, una manta de supervivencia, gorras, gafas, una brújula y un teléfono móvil.

En el acto de presentación, la doctora Nieves Palacios, especialista en endocrinología y nutrición, comentó que esta prueba "no comienza el primer día de competición, sino en el momento que se decide participar en ella".

Dicha afirmación se refiere a que para resistir una carrera tan dura hay que entrenar mucho y de una manera adecuada. "Estos entrenamientos, una alimentación e hidratación correctas y elegir bien los suplementos que hay que tomar son las claves para llegar en forma el día de la prueba y superarla", subrayó la doctora Palacios.

El premio para los vencedores en categoría masculina y femenina de la Isostar Desert Marathon será una inscripción para participar en el Maratón des Sables, formando además equipo con el equipo oficial que lleva el nombre de la carrera que se celebra en Los Monegros.

Para los que no se quieran enfrentar a los 110 kilómetros de la prueba desértica, la organización ha previsto la carrera Starter, que constará de 45 kilómetros que deberán cubrirse en un máximo de 7 horas.

Etiquetas