Deportes
Suscríbete

MOTOCICLISMO

Lorenzo se la juega en el Gran Premio de Aragón

Tiene que seguir recortando distancia con Stoner el día 18 en el GP de Aragón para mantener la corona de Moto GP.

Jorge Lorenzo celebra su victoria en San Marino el domingo tras cruzar la meta escapado en solitario
Lorenzo se la juega en el Gran Premio de Aragón
AFP. VICENZO PINTO

Espíritu de campeón. Es lo que ha recuperado Jorge Lorenzo en Misano (Italia), pero ha de afianzarlo por fuerza en Alcañiz el próximo 18 de septiembre si quiere mantener vivas sus aspiraciones a conservar el trono mundial de Moto GP, seriamente amenazado por el australiano Casey Stoner.

El reencuentro de Lorenzo con el centro del podio en el Gran Premio de San Marino y el consiguiente recorte de puntos a Stoner -engrosado por el pundonor de Dani Pedrosa, que arrebató el segundo puesto al líder del Mundial pese a ser compañeros de la escudería Honda-, ha vuelto a abrir el campeonato de Moto GP. Aunque es cosa de dos, porque la distancia de los siguientes clasificados -Dovizioso, el propio Pedrosa, Spies y Rossi, por este orden- se presenta ya insalvable.

En cambio, con 35 puntos de diferencia entre Stoner y Lorenzo y un total de 150 todavía en juego, el campeón mundial vuelve a tener opciones a conservar el título, aunque él mismo reconoce que no será nada fácil y que tendrá que vaciarse e intentar ganar las próximas carreras, empezando por el circuito de Motorland.

«No depende de mí, aún siendo segundo se puede complicar el campeonato. Hay que tener los pies en el suelo, seguir concentrados sin presión y tratar de ganar en Aragón», dijo el campeón español al término de la carrera del pasado domingo.

De momento, Lorenzo ha roto en Italia la buena racha de Stoner, que acumulaba siete victorias, doce podios y ocho 'poles'. Ahora vuelve a su país con el reto de seguir remontando. Y además vuelve a un escenario, el circuito de Motorland, por el que siempre ha confesado su atracción, aunque el año pasado no pudo ver cumplida su ilusión de hacer una gran carrera -quedó cuarto por detrás de Stoner, Pedrosa y Hayden- y dedicársela al piloto japonés Shoya Tomizawa, que había perdido la vida en un fatal accidente precisamente durante la disputa del Gran Premio de San Marino dos semanas antes.

Lorenzo se había preparado a conciencia para la cita del año pasado en el circuito de Motorland, que estuvo reconociendo a mediados de agosto, un mes antes de la prueba, con una Yamaha R1, ya que los pilotos no pueden practicar con sus motos de competición durante la temporada y fuera de los entrenamientos oficiales, fijados a principios de año.

Tras ochenta minutos de rodaje repartidos en dos sesiones, Lorenzo se mostró encantado con el trazado: «Es un circuito muy divertido con curvas muy diferentes. Las primeras son parecidas a Turquía y otra se parece a Misano. Me ha parecido muy divertido y estoy deseando competir aquí. Espero que toda la gente de la zona se acerque a animar a los pilotos españoles».

Un mes después, en los días previos al Gran Premio de Aragón, se reafirmó en sus impresiones. «Ésta es nuestra tercera carrera en España y la primera que se disputa en Aragón. Estoy emocionado -decía en unas declaraciones difundidas por su equipo-. Vine a Motorland el mes pasado para unos test y es un circuito increíble. La primera curva me recuerda a Turquía y hay un montón de subidas y bajadas. Es un sitio muy divertido».

Y no es el único al que le gusta el circuito alcañizano. Aquellos mismo días, un Dani Pedrosa entonces en racha decía que el escenario del Gran Premio de Aragón sería «un desafío para todos», reconocía que tenía ganas de correr en Motorland y recordaba que en julio también se había dado algunas vueltas con una Honda de calle y el trazado le gustó «muchísimo». «Es muy diferente a los circuitos a los que estamos acostumbrados en el campeonato -dijo-. Combina curvas rápidas y lentas, muy técnicas, y la última recta y la sección previa a la llegada son increíbles».

Alcañiz no puede por sí solo devolver el liderazgo a Lorenzo el día 18, pero es condición sine qua non para lograrlo más adelante, acumulando victorias y puntos. De momento, para intentar vencer a Stoner en el Mundial, Lorenzo tiene que ganarle en Motorland y recortarle toda la distancia posible. Y luego seguir batallando en Japón, Australia y Malasia en octubre, con el aliciente de que el calendario concluye en casa con el Gran Premio de la Comunidad Valenciana el 6 de noviembre.

La victoria en Misano le ha dado alas. Ayer probó allí mismo la moto de 1.000 cc con la que espera competir en el futuro, informó Efe. Comparó diferencias con los 800 y confesó sentirse «emocionado». El mejor Lorenzo ha vuelto.

Etiquetas