Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

PIRAGÜISMO

David Cal, imparable

El piragüista español David Cal, plata hace cuatro años en Atenas en esta distancia, comenzó con éxito su participación en la prueba de los 500 metros en C-1, tras imponerse con solvencia en la primera serie de calificación con un tiempo de 1:48.095 segundos, tras una gran remontada, iniciada tras el paso por los 250 metros.

El piragüista español David Cal, plata hace cuatro años en Atenas en esta distancia, comenzó con éxito su participación en la prueba de los 500 metros en C-1, tras imponerse con solvencia en la primera serie de calificación con un tiempo de 1:48.095 segundos, tras una gran remontada, iniciada tras el paso por los 250 metros.

De este modo, el gallego se mete por derecho propio en la final de esta prueba, tras aventajar al rumano Florin Mironcic (1:48.608 segundos) y al ucraniano Iurii Cheban (1:49.544), segundo y tercero, respectivamente.

 

Tras la carrera, el gallego reconoció que le "tocó trabajar bastante". Asegura que la serie en la que compitió estuvo "más reñida que la eliminatoria de ayer", en la que el española ganó con gran diferencia.

"Las sensaciones son muy buenas", subrayó el pontevedrés, que ha confesado que se encontró "muy cómodo" en las dos regatas en las que tomó parte en los Juegos Olímpicos de Pekín.

Sobre las perspectivas para la final de C-1 sobre la distancia de 1.000 metros, indicó que se le presenta "muy bien", y agregó que su serie no ha registrado "el tiempo más rápido".

Mantuvo su objetivo de luchar por dos medallas de oro. "Hay que luchar por el oro, después puede pasar cualquier cosa. Si sales a quedar segundo o tercero, seguro que no lo vas a conseguir".

 

Buen momento para España

 

A las dos clasificaciones para finales olímpicas, con Cal enfilando su camino hacia un par de medallas de oro, España dejó muy buenas sensaciones con la competición del K-2 del catalán Saúl Craviotto y el gallego Carlos Pérez Rial.

Una excepcional salida colocó a los españoles en cabeza de carrera, en la que palearon transmitiendo firmeza y enganche de palada, y lo hicieron manteniendo un buen ritmo intermedio, méritos bastantes para permitirles entrar en segundo lugar en una regata en la que los tres primeros pasaban a final directa.

El K-2 de la andaluza Beatriz Manchón y la gallega Sonia Molanes, acabó quinto, y el K-1 de la gallega Teresa Portela, segundo, lo que obligará a ambas embarcaciones buscar el pase a final en sus respectivas semifinales, que disputarán el próximo jueves.

Etiquetas