Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

HALTEROFILIA

Lidia Valentín rompe dos récords de España y termina quinta

La pesista española Lidia Valentín realizó en los Juegos Olímpicos de Pekín lo que ella misma considera como la mejor prueba de su vida, al romper dos récords de su país y terminar quinta el torneo de halterofilia hasta 75 kilogramos. Valentín logró levantar 115 kilos en arranque y 137 kilos en dos tiempos, lo que le hizo terminar la prueba con 250 kilos, cinco más que el peso que le aseguró la medalla de plata en el último campeonato europeo. Con ello superó dos récords españoles, el de envión y el de peso total.

Su marca quedó aún lejos de los 282 kilogramos (128/154) levantados por la china Cao Lei, quien se alzó con la medalla de oro y se fijó tres nuevos récords olímpicos: en arranque, en envión y en total. La medalla de plata fue para la Alla Vazhenina, de Kazajstán, con 266 kilos (119/147), mientras que la rusa Nadezda Evstyukhina se quedó con el bronce, con 264 kilos (117/147). "Bueno, las chinas son un mundo aparte, han ganado en todas las categorías. Las chinas son las chinas. Son admirables", expresó la rubia atleta española de 23 años, quien se manifestó muy satisfecha por el resultado que ha logrado en su debut en unos Juegos Olímpicos.

En su primer intento en el arranque, Valentín no logró levantar el peso de 110 kilos: "Yo estaba un poquito nerviosa, y quizás un poco confiada. Estaba haciendo un buen calentamiento, y me parecía que me iba a pesar mucho menos de lo que me pesó", aclaró al final de la prueba.

Ese primer error fue vital para motivar a la española a ofrecer lo mejor de allí en adelante: "Pensé que ya no podía fallar nada, al final estos son unos Juegos Olímpicos, no un campeonato de España".

Con ello, logró éxito en su segundo intento con 110 kilos y terminó la prueba de arranque con 115 kilos. En dos tiempos debió conformarse con los 135 kilos del segundo intento, ya que falló en levantar 138.

Le alcanzó para llegar quinta, lo que es más de lo que esperaba la pesista: "Me estuve preparando mucho y ésta fue la mejor marca que he hecho. Yo esperaba quedarme entre las ocho primeras, porque sabía que la medalla estaba difícil. Así que estoy muy contenta".

Pese a que afirmó que su marca es "lo mejor que podría haber hecho en este momento", la española aseguró que mantiene sus ambiciones por una presea olímpica. "Tengo mucho margen de mejora, y creo que puedo aumentar cinco kilos en cada cosa y meterme entre las tres primeras dentro de cuatro años, en los Juegos de Londres", aseveró.

Etiquetas