Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Rafa Martínez, lesionado en un hombro, no puede ni subirse a las anillas

None

Rafael Martínez, único representante español en la final individual de gimnasia de los Juegos de Pekín el próximo jueves, ha empeorado de la lesión que padece en el hombro izquierdo y no puede ni subirse a las anillas, si bien éste es el único aparato en el que tiene problemas para hacer su ejercicio.


"Quedan dos días y la única esperanza es que ese día me levante mejor", ha asegurado el madrileño, quinto en Atenas 2004. "El único tratamiento posible es el descanso y estando en los Juegos Olímpicos eso es prácticamente imposible".


Martínez siente un intenso dolor en la inserción de la clavícula. "En lugar de estar redondeada está en punta y me roza en las articulaciones. Me pega pinchazos continuos", describió.


Si no hay una repentina recuperación, el mejor gimnasta español en el concurso completo duda de que pueda subir en anillas los 14,325 puntos que obtuvo en la fase de clasificación, lo que daría al traste con sus aspiraciones de acabar, en el peor de los casos, entre los ocho primeros.


"Desde que estoy en Pekín sólo he hecho una vez el ejercicio de anillas, el día de la clasificación, y voy a hacerlo por segunda vez en la final", dijo con preocupación. Rafa calcula que tendría que sacar entre 14,6 y 14,7 para mantener sus objetivos. "Pero cada vez voy a peor", lamentó. "Si el hombro sigue así, aspiraciones, ninguna".


Las posiciones de fuerza, el 'cristo' y el 'sampedro', son las que le resultan particularmente dolorosas. Ya el día de la ronda clasificatoria estuvo recibiendo masajes en el hombro en plena competición.


Su único consuelo es que empezará la competición en caballo con arcos y pasará inmediatamente a las anillas. "Así me lo quito enseguida de encima", comentó.


Tras haber visto este martes la final por equipos, sus favoritos para el podio individual siguen siendo el chino Yang Wei, el surcoreano Kim Daeeun y el alemán Fabian Hambuechen, y el primero de ellos con todo a favor para hacerse con el oro.

 

"Tendría que hacerlo muy mal el chino" para que los demás le quitasen el triunfo, opinó. El equipo local le parece "increíble, como siempre". Del resto de participantes, dijo, le han decepcionado franceses, rumanos y rusos.


Rafael Martínez fue campeón de Europa en el año 2005, el único que ha tenido España junto a Joaquín Blume (1957). Su quinto puesto en Atenas es el mejor de un gimnasta español en el concurso completo de los Juegos. En 2007 fue subcampeón mundial de suelo.


Además de la final absoluta de Rafael Martínez, los españoles tienen que atender aún otros dos compromisos en el Estadio Nacional de Pekín: el domingo la final de suelo de Gervasio Deferr, claro aspirante a medalla, y el lunes la de salto de Isaac Botella, en principio el peor entre los ocho clasificados pero dispuesto a aprovechar cualquier error ajeno en el aparato más imprevisible de los seis que componen el programa masculino.

Etiquetas