Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Nadal arrolla a Hewitt y alcanza los octavos de final

None

El español Rafael Nadal, segundo favorito, arrolló al australiano Lleyton Hewitt (6-1 y 6-2) y alcanzó los octavos de final del torneo olímpico de Pekín 2008, donde se enfrentará al ganador del choque entre el francés Michael Llodra y el ruso Igor Andreev.


Para su primer triunfo sobre el oceánico en pista rápida el español necesitó hora y media. Tiempo en el que desveló el alto nivel que contiene su tenis y del que careció en el estreno olímpico, que protagonizó con el italiano Potito Starace.


Nada que ver con esto. Nadal ganó seis juegos consecutivos, que le dieron el set y el primer juego del segundo set, en el que Hewitt, distanciado del tenista que ocupó la cima del ránking hace seis años, logró su única rotura del partido. Una situación ficticia. Insuficiente para inquietar la clasificación del español, que bordó su mejor juego.

 

A pesar del alto nivel de juego y de la claridad con la que superó su compromiso ante el australiano, Rafael Nadal insistió en conceder la condición de máximo favorito al suizo Roger Federer, al que arrebatará el número uno del mundo el próximo lunes.


"No hay nada que explicar. Me remito a los resultados del último año", comentó Nadal, que previamente había indicado que el suizo "es el máximo candidato al oro porque la pista del torneo olímpico es una de sus superficies predilectas, se desenvuelve mejor y ha obtenido mejores resultados".


El tenista español se mostró feliz por el juego que desplegó ante Hewitt, el primer contratiempo serio que le mostraba el cuadro individual masculino.


"Cuando vi el cuadro Hewitt aparecía como el rival más fuerte. Pero sigo viendo el torneo complicado. Es cierto que ante Hewitt, especialista en esta superficie, jugué un gran partido. Andreev es complicado también. Igual que el resto. Si alguno de los favoritos ha perdido, pues mejor", dijo Nadal, que rechazó que ante el italiano Potito Starace, en su estreno olímpico, jugara peor.


"Las sensaciones van y vienen y ojalá que ahora pueda mantener el nivel. No creo tampoco que haya habido mucha diferencia entre el primer partido y este. El duelo contra Starace me sirvió para coger el ritmo de la competición", añadió el balear.


"Hay momentos en los que estás mejor y otros peor. Se hace duro. Este es el año que menos he parado en casa, que más he competido. Y eso se acusa", apuntó Rafael Nadal, que reconoció "cierta sorpresa" por el hecho de que Hewitt sólo pudiera anotarse tres juegos en el partido e insistió, de nuevo, en su permanente defensa de los colores de España.


"Yo siento siempre a mi país. En cada torneo, cuando hay competiciones internacionales. En unos Juegos Olímpicos, aún con más razón", concluyó Nadal.

Etiquetas