Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Maribel Moreno se refugia en Sabiñánigo y el COE presiona para que colabore con la Justicia

El Comité Olímpico Español trata de conseguir la colaboración con la Justicia de la ciclista de Sabiñánigo. Por el momento, Maribel Moreno guarda silencio y se refugia en su entorno familiar.

Maribel Moreno todavía no está para nadie: ni para atender al Comité Olímpico Español (COE), ni al Consejo Superior de Deportes, ni a la Unión Ciclista Internacional (UCI), ni a la Federación Española de Ciclismo, ni a prácticamente nadie que de alguna manera le acerque a su positivo por EPO en la antesala de los Juegos Olímpicos de Pekín. Según fuentes de su entorno ha mantenido en las últimas horas algún contacto con asesores del Gobierno de Aragón, cuya consejería de Deportes había hecho una apuesta por ella tiempo atrás y había procurado, asimismo, el desarrollo de su trayectoria como ciclista. Más allá de este contacto, la ciclista aragonesa mantiene su prolongado silencio, sopesando con su entorno más próximo los pasos a dar en adelante. 


Mientras tanto, el Comité Olímpico Español y el Consejo Superior de Deportes tratan de forzar su colaboración con la Justicia. Quieren que Maribel hable, con el fin de poder abrir un proceso en el que se aclaren responsabilidades en este caso. A este respecto, el primer paso sería el reconocimiento público de culpas por parte de la ciclista, bien mediante declaraciones realizadas en propia persona o, si no, a través de algún comunicado. Por el momento no ha ocurrido ni una cosa ni la otra, quizá en espera de que se produzca otro hecho relevante en todo este feo asunto: la publicación de los resultados del contraanálisis. Estaba previsto que el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) los publicaran entre ayer y hoy. Se esperan para la presente jornada. Nadie entiende que vaya a darse cambio alguno respecto a los términos del primer análisis: dóping por EPO recombinante.


El segundo paso en este proceso que quieren impulsar el COE y el CSD apunta hacia una testifical por parte de la serrablesa, con el fin de abrir un proceso judicial en el que queden encausados los posibles colaboradores en el dopaje de la deportista. En este punto, se presenta un camino desconocido, todavía por estrenar en nuestro país. Los colaboradores necesarios y coautores del dóping se enfrentarían a un proceso de orden penal, por caer sus comportamientos en actividades recientemente tipificadas en el Código Penal. Si Maribel habla, la sanción que a ella le espera se verá atenuada por colaborar con la Justicia.


En cualquier caso, las complejidades y derivaciones que se le adivinan al caso mantienen a Maribel Moreno aislada y refugiada en su familia. La ciclista descansa y medita entre su residencia en Sabiñánigo y una pequeña pedanía de Biescas, Barbenuta, donde sus abuelos tienen una casa.


Este pequeño pueblo, situado en lo alto de la montaña, parece un lugar idóneo para mantenerse aislado. En muchas zonas no hay ni siquiera cobertura del teléfono móvil. Un vecino del pueblo, que paseaba por las calles desiertas ayer por la tarde declaraba que no sabía nada de la deportista. "No se le ha visto por aquí. Pero los motivos de su encierro son evidentes".


Sabiñánigo, como todo el Alto Gállego, siguen conmocionados con la noticia de su dopaje. No se acierta a entender de los porqués de un caso que ha salpicado a todo el deporte español por tratarse de unos Juegos.

Etiquetas