Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

NATACIÓN

Zhivanevskaya anuncia su retirada tras no clasificarse para la final de 100 espalda

La nadadora española de origen ruso Nina Zhivanevskaya anunció su retirada de la alta competición después de acabar en el sexto lugar en su semifinal de los 100 espalda y no lograr la clasificación para la final de los Juegos Olímpicos de Pekín, que se disputa en el Centro Acuático, después de más de tres lustros en la élite y haber participado en las últimas cinco ediciones de los Juegos.

"Me gustaría dedicar más tiempo a mi hija, jubilarme, vivir mi vida, como el resto de las personas. Porque el deporte es una vida difícil, muy sacrificada, no es la vida real. *Lo dejo? Sí, hoy lo dejo", manifestó la nadadora entrenada por Fernando Tejero, a la que tan sólo le resta por nadar el próximo 15 de agosto el relevo de 4x100 estilos.

Nina logró la medalla de bronce en el relevo 4x100 estilos en los Juegos de Barcelona'92 y en 100 espalda en Sydney 2000. Además, fue campeona y subcampeona del mundo en 50 y 100 espalda en el Mundial de Barcelona en 2003 y Roma'94, respectivamente. En 2008, había conseguido la plata y el bronce en 50 y 100 espalda en el Europeo de Eindhoven.

"En Pekín hay un nivel muy alto"

A pesar de no lograr la clasificación para la final, la nadadora afincada en Torremolinos no se marchó disgustada de las frías aguas del 'Cubo', pues al principio del curso pensaba que le iba a ser muy complicado lograr la clasificación para los Juegos.

"Me gustaría nadar más rápido, pero el tiempo que he logrado es bueno. He podido nadar 1.00.50 por la mañana, y no es lo mismo un Europeo que unos Juegos Olímpicos. En Pekín hay un nivel muy alto, y al principio de la temporada pensaba que iba a ser muy complicado clasificarme para los Juegos. Siempre hablo de lo que me gustaría lograr, era muy complicado llegar a la final porque tenía que fallar mucha gente, pero sacando mi marca he acabado bastante contenta", señaló.

Zhivanevskaya se declaró satisfecha porque, según ella, "estar toda la temporada por debajo del 1 minuto y 1 segundo es estar a un alto nivel". "Hay mucha gente que se ha quedado fuera de las semifinales o de la final por reservarse. La gente está tan asustada que nada muy rápido en las eliminatorias y en las semifinales. Después del Europeo tuve una pequeña lesión en el hombro y sigo teniendo molestias. Eso me ha hecho cambiar un poco la técnica y ahora no voy tan suelta", explicó.

La nadadora que se entrena en el Club Valenciano de Natación reiteró que deja las piscinas para dedicarse a su familia. "Podemos decir que ésta es mi última carrera individual en la alta competición. Me queda el relevo y ya está", apuntó Zhivanevskaya, quien ve en Erika Villaécija, Mireia Belmonte, Aschwin Wildeboer y Rafa Muñoz su relevo en la natación española.

"A Rafa le falta algo de experiencia, pero tiene que ir mejorando. Aschwin está muy bien, en Japón estaba entrenándose muy fuerte, muy bien, se veía que iba a batir el récord de España y además de una forma fácil, pero es complicado sacar una medalla. Mireia intentará llegar a la final en 200 estilos, pero la medalla la veo muy difícil por no decir imposible. Hay que estar ahí, luchar y que se acerque a su mejor marca", dijo.

Etiquetas