Despliega el menú
Deportes
Suscríbete

Nadal y Federer conmocionan la villa olímpica

None

El español Rafael Nadal y el suizo Roger Federer están convulsionando la villa olímpica de Pekín, en la que son, de lejos, los personajes más fotografiados por el resto de los atletas que a partir del viernes participarán en los Juegos Olímpicos.


Nadal llegó a Pekín el lunes por la tarde y su presencia en la villa olímpica conmocionó a deportistas de todo el mundo. "En la cena casi no podía comer. Era increíble la cantidad de atletas que se le acercaron. Habrá firmado como 100 autógrafos y se habrá sacado otras tantas fotos", dijo María Gabriela Best, remera de Argentina.


"Eran deportistas de Pakistán, de India, de Uganda, de Israel, de todo el mundo. Todos querían tener su imagen con Nadal. Era impresionante", agregó Rafael Micheli, integrante del cuerpo técnico de la selección argentina de hockey sobre césped.


"Por la tarde, cuando Nadal entró al comité de bienvenida de la villa, ya se había armado un revuelo bárbaro. Estuvo sacándose fotos y firmando autógrafos durante más de 15 minutos, hasta que sus auxiliares pidieron por favor que lo dejaran en paz", agregó Dinora Acevedo, jefe de misión de El Salvador.


Pero también Federer, por más que el 18 de agosto pierda a manos de Nadal el liderazgo en el ranking mundial que mantenía desde hace cuatro años y medio, provocó un revuelo gigantesco en la villa.


El primer contacto masivo del suizo con el resto de los deportistas fue este martes al mediodía, en el comedor de la villa y en un día de intensísimo calor.


"Fue tremendo, de repente hubo una avalancha de gente yendo hacia Federer", dijo Fernanda González, nadadora mexicana, una de las tantas atletas de todo el mundo que desde hoy puede jactarse de tener una foto junto a uno de los mejores tenistas de la historia.


El asedio a Federer continuó en la tienda comercial de la villa, en la que el suizo casi no se pudo mover por la enorme cantidad de deportistas de todo el mundo y voluntarios chinos que le pedían un recuerdo.


Ante tanto acoso, Federer debió esconderse detrás de una puerta lateral para poder tener un poco de tranquilidad.


Junto al tenista se encontraba, como es costumbre, su novia Mirka, quien a diferencia de Roger caminó sin problemas por el interior de la tienda de souvenirs y llenó un pequeño canasto con camisetas, pins, jarras y distintos objetos de Pekín 2008.


La competencia de tenis comenzará el domingo 10 y repartirá puntos para el circuito ATP, en el que dentro de dos semanas Nadal será el nuevo rey.

Etiquetas