Despliega el menú
Deportes

BALONMANO

Comienza la aventura

El CAI BM Aragón ya está en Croacia tras el viaje de ayer hasta su destino. El equipo de Kosovac tiene las ilusiones puestas en la Copa EHF, donde ya brillaron en sus otras participaciones.

El CAI Aragón tomará mañana la salida en la carrera de la Copa EHF. Bien por su contenido emocional, bien por su contenido racional, el equipo naranja ha orientado tradicionalmente sus energías hacia esta competición. El cartel de la actual edición se abre en Nasice, en Eslavonia, una porción de tierra situada en Croacia desde la última orogenia balcánica, la sucedida en el crepúsculo del segundo milenio.

Desde cualquier perspectiva física o espiritual, las siglas EHF significan el objetivo primero en la programación deportiva del CAI Aragón. Sentimentalmente, la final ante el Magdeburgo representa el techo deportivo del joven club aragonés. Las vivencias acaecidas en el Bordenanhale germano figuran en un lugar preferente de su patrimonio.

Dos temporadas después, la Copa EHF aparece como el camino más corto en la búsqueda del tesoro, del primer título para el club aragonés. Ni el Ciudad Real, ni el Barça, ni el Reale Ademar, ni el Pórtland serán obstáculos en su trayectoria, pues los cuatro mejores equipos españoles están censados en la Liga de Campeones. El Valladolid tampoco disputará esta competición, al concursar en la Recopa. Los alemanes y los daneses se presentan como enemigos más temibles.

Se supone que el terreno balizado con las señales de la Copa EHF coincide con el sendero más breve hacia un título. Sin duda, el grado de dificultad es inferior al de la Liga Asobal o la Copa del rey. Eso no quiere decir que el viaje no resulte complicado. El RK Nexe no nos dice demasiado; el hecho de carearse en una primera eliminatoria con un rival croata, si. En el Nexe no juegan ni Balic, ni Dzomba, ni Vori, ni Alilovic; pero para llegar hasta aquí tuvo que completar una notable temporada el pasado curso en un balonmano de jeraquía, como sin duda es el croata.

Tomando como referencia los dos arranques anteriores en las ediciones de la EHF en las que ha participado el CAI Aragón, el inicio parece mucho más complicado que el de hace dos campañas en Riga, ante los ingenuos muchachos del ASK Riga. El perfil del rival más bien se asemeja al del pasado año ante el Gold Club Kozina, donde Zaky tuvo que acudir al rescate para escapar de una encerrona de cuidado.

Nasice no se encuentra en Eslovenia junto al Adriático, sino en Eslavonia. La diferencia, que teóricamente afecta a un par de sílabas, en verdad equivale aproximadamente a 400 kilómetros, que es la distancia que separa Nasice del aeropuerto internacional más próximo, el de Ljubljana. La expedición aragonesa llegó a la capital eslovena a mediodía, en un vuelo procedente de Barcelona. Antes, hubo madrugón para iniciar el viaje en la inmortal ciudad. En Ljubliana les estaba esperando Beno Lapajne, ex guardameta del CAI que ahora milita en el Celje. Hasta alcanzar Nasice hubo que atravesar la frontera y un avispero de carreteras. Después de este palizón de viaje, los jugadores del CAI entrenaron en un pabellón situado a seis kilómetros de la cancha en la que hoy se ejercitará el cuadro de Kosovac, el mismo escenario del encuentro de mañana. Llegar hasta aquí no ha sido sencillo; ganar mañana parece más complicado todavía. El renacido CAI Aragón no renuncia a ello. La aventura ha comenzado.

Etiquetas