Despliega el menú
Aragón

Daroca, Murero y Villafeliche piden su integración en la D. O. vinícola de Calatayud

?La solicitud de estos tres municipios, que aportarían bodegas y más de 100 hectáreas de viñedo, tiene que ser ahora aprobada por el pleno de la denominación.

Imagen de archivo de viñedos de Vinae Mureri, bodega situada en Daroca (Zaragoza).
Imagen de archivo de viñedos de Vinae Mureri, bodega situada en Daroca (Zaragoza).
José Miguel Marco

El número de municipios integrados en la Denominación de Origen Calatayud podría rozar el medio centenar. Eso si prospera el interés mostrado por las localidades de Murero, Villafeliche y Daroca, que ya han trasladado al consejo rector su petición para integrarse en esta D. O., la más joven de Aragón, que exporta casi el 90% de su producción y cuyo primer mercado es Estados Unidos, donde son altamente reconocidos sus vinos de garnacha.

El interés por que sus viñedos y sus caldos pudieran contar con este sello de calidad lo mostró el Ayuntamiento de Murero. En esta pequeña localidad de la comarca de Campo de Daroca se encuentra la bodega Vinae Mureri, adquirida en septiembre de 2015 por el grupo oscense Costa, cuyos viñedos se extienden por una superficie de 43 hectáreas ocupadas por viejas cepas de garnachas con una edad media que supera los cincuenta años, e incluso con vides que han cumplido ya un siglo de vida. Esta bodega está integrada actualmente en Vinos de la Tierra Ribera del Jiloca.

Tras la petición de Murero llegó al consejo rector la solicitud del ayuntamiento de Villafeliche, localidad integrada en la comarca de Calatayud, cuya inclusión en la D. O. respondería también a una necesidad de dar continuidad geográfica a la denominación.

El último municipio en pedir su integración ha sido Daroca. Precisamente ayer, como confirmó el secretario de la D. O., Javier Lázaro, el consejo rector recibió la carta en la que el consistorio darocense mostraba su interés por someter unas 66 hectáreas de viñedo al control y la calidad que exige este sello de calidad ligado al territorio. Daroca cuenta con una importante cooperativa creada en 1958, que elabora y comercializa vino, cereales, girasol, patatas, cerezas, almendras, suministros de fertilizantes, fitosanitarios, semillas, repuestos agrícolas y reparto de gasoil, que cuenta actualmente con más de 500 socios y dispone de una bodega en la que elabora vinos bajo la marca Vinos de la Tierra Ribera del Jiloca.

Dichas solicitudes, explicó Lázaro, tendrán que ser analizadas y aprobadas por el pleno de la Denominación de Origen, que tendrá que estudiar también la nueva situación que se produciría con la incorporación, por ejemplo, de la cooperativa de Daroca, cuyo radio de acción abarca numerosos municipios, algunos de ellos incluso en la provincia de Teruel.Aprobación de Bruselas

No es este el único trámite a cumplir para formar parte de la denominación. Tiene que ser la Comisión Europea la que de el visto bueno para que un producto pueda disponer de un sistema de calidad como la denominación de origen. Por eso, cualquier modificación de la misma tiene también que lograr la aprobación de Bruselas. Y para eso, explicó el secretario del consejo regulador, será necesario no solo una modificación del pliego de condiciones de la D. O. Calatayud, sino también la realización de un estudio sobre el suelo, las variedades y el clima de los nuevos municipios para verificar que realmente tienen similitudes con los productores que actualmente forman parte de la denominación. Un proceso que, según los expertos del Gobierno de Aragón, podría dilatarse durante unos dos años.

Trámites aparte, la integración de estos municipios a la denominación zaragozana supondría la aportación de unas 130 nuevas hectáreas de viñedo (66 de Daroca, unas 50 de Murero y alrededor de 15 de Villafeliche) y un aumento de la producción de sus vinos a través de marcas ya reconocidas en el mercado. "Son unas buenas tierras en las que se produce uva y vino de calidad", señaló Lázaro, que reconoció que es pronto para augurar si la D. O cobijará a estos tres municipios.

Mientras, en la denominación están centrados ahora en el desarrollo de los viñedos, que se encuentran en su momento más decisivo: el cuajado. Aunque es pronto para hacer previsiones y la vendimia dependerá del clima en los próximos meses, Lázaro adelantó que "hay mucho racimo y parece que podría haber una buena cosecha".

Etiquetas
Comentarios