Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

CyL intervendrá en los casos de menores que lleguen a urgencias por consumo de alcohol

Esta es una de las 23 novedosas iniciativas del conjunto de 74 propuestas que articulan el anteproyecto del VII Plan Regional sobre Drogas.

Botellón en el parque de La Dehesa, en una imagen de archivo
Botellón en el parque de La Dehesa, en una imagen de archivo
Luis Ángel Tejedor

Los profesionales que trabajan en urgencias y emergencias sanitarias contarán con un protocolo para poder intervenir en los casos de familias y menores que lleguen a esos servicios por consumo excesivo de alcohol, y se les facilitarán todos los recursos y programas para evitar que se repita.

Esta es una de las 23 novedosas iniciativas del conjunto de 74 propuestas que articulan el anteproyecto del VII Plan Regional sobre Drogas, que este viernes ha detallado en rueda de prensa la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, para lanzar una ofensiva "preventiva" ante el "intolerable" dato de que los menores de la comunidad se inician en el consumo de alcohol a la media de 13,5 años.

Además, un 39% de los estudiantes de Castilla y León reconoce que ha tenido en alguna ocasión un "atracón" de alcohol, dato todavía muy elevado, según la consejera, aunque en el 2008 el dato estaba en el 56% en la Comunidad.

Según han detallado fuentes de la Consejería de Sanidad, en lo que va de año han sido 441 los menores atendidos por los servicios de emergencias de la Comunidad por un consumo excesivo de alcohol.

La Consejería ha dado los pasos ya para constituir un grupo de trabajo con los profesionales de urgencias y poder tener un protocolo, que sirva de primer paso para las familias y menores cuando acuden a ese servicio por abuso de alcohol y otras drogas y se les puedan ofrecer recursos para que no reincidan.

El anteproyecto del nuevo plan recoge otras novedades como el desarrollo de programas específicos de formación y asesoramiento para personas reincidentes en la conducción bajo el efecto del alcohol y otras drogas.

Se las derivará a centros especializados de tratamiento cuando se constate dependencias o a realizar talleres de formación sobre seguridad vial y consumo de alcohol en autoescuelas o otros ámbitos educativos.

Este plan busca, ha detallado García en rueda de prensa, reducir la prevalencia en el consumo de bebidas alcohólicas, tabaco y otras drogas, facilitando el abandono del abuso y la dependencia mediante programas y servicios asistenciales.

La consejera ha avanzado que promoverán un acuerdo de consenso con las corporaciones locales para atajar especialmente el problema de consumo de alcohol en jóvenes y menores, promoviendo además las alianzas comunitarias, e implicando a las empresas para que dentro de su responsabilidad social cumplan con no dispensar alcohol a los menores.

García ha recordado que ya hay una guía de prevención de consumo de alcohol dirigida a corporaciones locales, que se presentó en septiembre, ha explicado que las multas por dispensar alcohol dependen de las ordenanzas municipales y ha incidido el trabajo de las fuerzas de seguridad cuando conocen que puede haber grupos de menores consumiendo alcohol.

El documento presentado este viernes se articula en torno a cinco líneas estratégicas en prevención del consumo de drogas, con 24 actuaciones; disminución de riesgos y reducción de daños, con 18 medidas; refuerzo a la asistencia e integración social de drogodependientes, con 17; coordinación y cooperación, con siete; y una final sobre formación, evaluación e investigación en drogodependencias.

La base de este documento son las aportaciones de las ochenta entidades, expertos y administraciones que han participado en su elaboración, y los 25 años de experiencia de los planes anteriores, con el punto de partida de los datos sobre consumos.

Aunque por primera vez el consumo de alcohol y tabaco en Castilla y León está por debajo de la media nacional, con un 28,9% de fumadores diarios en la población general y un 10,3 en estudiantes; y ese 39% de "atracones" de alcohol entre estudiantes de entre 14 y 18 años, las cifras siguen siendo muy altas, ha reflexionado García.

La consejera ha incidido en que pese a descender el consumo de alcohol en población escolar aún se produce a cifras muy tempranas, con una media de 13,5 años en alcohol y tabaco, que indica que pueda haber consumos a los once o a los 16 para dar ese dato, que ha calificado de "intolerable".

También ha expresado su preocupación García por la "aceptación social" del consumo de cannabis y del alcohol, que es la droga "socialmente más aceptada", y un 70% de los estudiantes de entre 14 y 18 años percibe que sus padres no les dejan fumar aunque el porcentaje se reduce al 38% cuando se trata de bebidas alcohólicas.

Prevención en el ámbito escolar y extraescolar, en el familiar, en el laboral, en el comunitario y en el ambiental plantea este séptimo plan, que el lunes estará colgado en el portal de Gobierno Abierto de la Junta, y que además recoge que habrá una planificación anual de inspecciones para que los ayuntamientos puedan actuar en fechas festivas señaladas.

Etiquetas
Comentarios