Despliega el menú
Aragón

Cuenta atrás para la nueva estación de Canfranc

La DGA ha concluido el plan parcial del histórico edificio y fija el año 2018 como punto de arranque de su transformación en el nuevo motor turístico del valle del Aragón.

Una gran zona verde entre el edificio histórico y la nueva terminal. La primera actuación pasa por levantar los actuales raíles de este lugar para tender las nuevas cinco vías en la parte oeste, al lado de la nueva estación.
Una gran zona verde entre el edificio histórico y la nueva terminal. La primera actuación pasa por levantar los actuales raíles de este lugar para tender las nuevas cinco vías en la parte oeste, al lado de la nueva estación.
Heraldo

Cuando el 18 de julio de 2018 se cumplan 90 años de la inauguración de la estación internacional de Canfranc, el Gobierno de Aragón pretende llevar siete meses de obras en la explanada, de donde retirará la actual playa de vías y habilitará una gran plaza ajardinada entre el edificio histórico y la nueva terminal. Así queda reflejado en el plan parcial, punto de arranque de un ambicioso proyecto para transformar este emblemático complejo ferroviario en el ansiado nuevo motor económico y turístico del valle del Aragón. El proyecto, al que se ha querido poner la fecha de hoy, Día de San Jorge, lleva la firma de los departamentos de arquitectura de la Universidad de Zaragoza (que ha diseñado de la explanada, la zona verde y el área deportiva, el museo ferroviario o los centros de peregrinos) y el de la Universidad de San Jorge (que ha proyectado la nueva terminal ferroviaria).

El edificio histórico de la estación internacional, diseñado por el ingeniero Ramírez de Dampier y construido por la empresa vizcaína de Domingo Hormaeche, dejará de recibir a los trenes en la puerta como hasta ahora para convertirse sobre todo en un hotel. Varias empresas hosteleras y constructoras se han interesado por el proyecto. El vestíbulo donde se contemplan los escudos de España y Francia y se hacen las visitas guiadas tendrá una servidumbre de paso público para que todos los pasajeros que lleguen a Canfranc salgan por allí hacia los Arañones. Además, el inmueble tendrá otras dependencias complementarias que servirán para celebrar congresos, reuniones o conferencias.

Un edificio acristalado

Según el proyecto, al que ha tenido acceso HERALDO, el tráfico ferroviario se trasladará del este al oeste de la explanada, cerca del paseo de los Melancólicos y del almacén de maíz de la empresa Silos de Canfranc. La nueva terminal tendrá 1.100 metros cuadrados después del acuerdo final entre el Gobierno de Aragón y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF). Se levantará en la zona central del antiguo hangar de transbordo, donde antes los obreros cargaban la mercancía desde los trenes españoles a los franceses, o viceversa.

Un informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro remitido a la DGA modificó la localización inicial prevista, más al sur, porque pasaba por debajo el barranco de San Epifanio. Y en la reubicación que se emprenderá en 2018 parece conversar con el antiguo edificio, inaugurado en 1928. La cubierta de pizarra del inmueble histórico se sustituyó por zinc en la rehabilitación de 2006, pero la estructura de la nueva estación se ha diseñado totalmente acristalada. Además, este edificio tendrá una parte para usos terciarios destinada a bares y comercios.

El proyecto prevé convertir un hangar que está situado al lado de la nueva estación y que en principio no iba a ser conservado en un lugar donde se instalarán dos vías de ferrocarril para que circulen los trenes de pasajeros. Además, como el edificio tiene una altura de once metros en la parte central, el deseo de los gobiernos de Aragón y de Nueva Aquitania es que los ferrocarriles que vuelvan a circular entre los dos países (se suspendió el tráfico desde marzo de 1970 por el accidente de un tren en el puente de L’Estanget) se puedan electrificar y así colocar la catenaria. Su armazón también será transparente, como la nueva estación, y dará un aspecto moderno frente a la parte histórica.

Pasará a tener cinco vías

"Se quitará el techo de fibrocemento que tienen ahora los hangares del transbordo y así se verá el cielo desde la estación", explica el director general de Urbanismo, Carmelo Bosque. "En total habrá cinco vías que se situarán en la parte oeste. Los trenes de pasajeros tendrán tres vías, una de ellas por fuera del hangar, y los de mercancías dispondrán de dos", agrega el responsable de la consejería de Vertebración Territorial, Movilidad y Vivienda.

Una vez completado, el Gobierno de Aragón llevará el plan parcial la próxima semana al Ayuntamiento de Canfranc para su aprobación en un pleno que se podría celebrar en el mes de mayo. Posteriormente, llevarán también la modificación del PGOU al municipio del valle de Aragón y por el Consejo Provincial de Urbanismo de Huesca para su autorización definitiva que podría llegar en el mes de junio.

La actuación urbanística que contempla el plan parcial y la modificación del Plan General de Ordenación Urbana abarca una superficie de 131.000 metros cuadrados, a los que ADIF libera de su uso exclusivamente ferroviario. De ellos, unos 91.000 son un espacio libre y zona verde, otros 24.000 son para construir las 133 viviendas incluidas de unos 100 metros cuadrados, que podrían ser edificadas por Suelo y Vivienda de la DGA o por alguna promotora privada, y para uso terciario de comercios, así como los 15.000 metros que tiene la Estación Internacional.

En los últimos 22 años se han redactado cuatro instrumentos de ordenación (tres planes parciales y una modificación del plan general) mediante los que se pretendía "recuperar la dignidad de este gran pequeño rincón de Aragón, de este lugar de nuestra memoria histórica", dice el prólogo. "Afrontamos este quinto intento, con la esperanza de que, en su caso, ajustado, matizado, corregido y complementado en cuanto proceda y se ponga de manifiesto a lo largo de sus tramitaciones, merezca la conformidad social y alcancen su aprobación definitiva y su ejecución material", apunta el consejero de Vertebración Territorial, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y lo firma el 23 de abril de 2017.

Etiquetas
Comentarios