Despliega el menú
Comunicación

CUATRO

Vuelve a las pantallas la segunda temporada de '21 días...'

Regresa a las pantallas el programa mensual de reportajes de Cuatro '21 días...', producido por BocaBoca. Será a partir de las 23.15. El espacio de televisión vuelve rodeado de debate, ya que su presentadora Samanta Villar es noticia esta semana, ya que ha sido citada a declarar como imputada en el robo de unos hierros mientras realizaba un reportaje con chabolistas.

Pero mientras la justicia sigue su curso en esta primera entrega de la nueva temporada, la periodista se embarcará en la realidad que viven muchas familias que han pasado de llevar una vida normal a tener que luchar para poder sobrevivir, ahora en plena crisis.

Samanta vivirá en primera persona durante 21 días compartiendo hogar con una familia canaria que vive al borde del desahucio. Una familia afectada por el paro, uno de los grandes males de la crisis, pero no el único. En concreto, convivirá tres semanas con la famiia de Andrés (51 años) y Nati (48 años).

 

10 meses si cobrar

La empresa donde Andrés llevaba 14 años trabajando no le paga desde hace diez meses y no puede cobrar el paro, ya que no ha sido despedido y legalmente sigue contratado. Lleva seis meses en huelga junto a sus compañeros, a la espera de que salga el juicio que pueda resolver su situación.

Por las tardes, de vez en cuando consigue hacer junto a un amigo alguna mudanza que le permite llevar algo de dinero a casa. Casi todos los días visita a su madre de 90 años que, a pesar de tener una pensión de solo 400 euros, suele darle algo de dinero y un cartón de leche. En casa viven junto a sus hijos Braulio (23 años), Nisamar (26 años), y Yaiza (29 años) y sus nietos Jesús (6 años e hijo de Nisamar) y Tani (11 años e hija de Yaiza).

 

La reportera conocerá de primera mano la preocupación constante con la que viven por no poder cumplir con las deudas o cómo la tensión del ambiente se convierte en un caldo de cultivo para las enfermedades, los problemas médicos y el insomnio.

La situación de esta familia no es más que un ejemplo de lo que ocurre en todo Tenerife, uno de los lugares donde la crisis se ha cebado más. En su periplo por la isla, durante 21 días enfrentada al fantasma de la crisis y el paro, Samanta aprenderá cómo puede una familia numerosa sobrevivir sin ingresos, indagará en alguno de los sectores más castigados por la recesión económica o conocerá las historias de desesperación que se esconden en uno de los lugares más idílicos de la isla: el acantilado del Barranco Santo, donde las cuevas que llevan allí más de medio siglo reciben ahora a familias que no pueden afrontar el pago de sus casas a raíz de la adversa situación económica.


Etiquetas