Comunicación
Suscríbete

vuelta al pasado

Unas series con mucho más que siete vidas

La TDT y las cadenas autonómicas rescatan historias y personajes que hicieron mella en los telespectadores en sus años jóvenes.

Unas series con mucho más que siete vidas
Unas series con mucho más que siete vidas

'MacGyver' (¿alguien recuerda el nombre del actor?) blande esa inseparable navaja suiza multiusos que le saca de mil entuertos en la televisión aragonesa. El jovencísimo Will Smith convertido en 'El Príncipe de Bel Air' suele plantar cara desde Neox a la oferta infantil de Clan y Disney. Incansable dos décadas después, alcanza habitualmente registros del 3% de 'share', según un análisis realizado por Vertele.com. Bien entrada la madrugada se pueden revivir en Nova las aventuras de la familia Cano en su edulcorada "Farmacia de Guardia".

Son solo tres ejemplos de cómo aquellas series que marcaron la retina televisiva de telespectadores que hoy rondan los cuarenta y más, están viviendo, casi, una segunda juventud. Eso gracias a las autonómicas y las cadenas temáticas TDT.

"Son series de calidad, bien hechas y con actores conocidos. Además resultan baratas y tienen éxito. Responden a la fórmula bueno, bonito y barato", dice al respecto la directora de contenidos de la televisión aragonesa, Mar Adrián. "Creemos que funcionan para el tipo de público de las autonómicas, que, por lo que hemos detectado, busca series con capítulos que sean conclusivos, que tengan un final", añade. Reconoce que parte de su tirón suele radicar en que son tramas y protagonistas "reconocibles y que se recuerdan con un buen sabor de boca".

La televisión aragonesa rescató del olvido en septiembre del año pasado a esa familia de vaqueros del oeste de 'Bonanza' (1959). La primera serie de televisión de una hora de duración que fue filmada en color. Funcionó hasta alcanzar a primera hora de la tarde, compitiendo con los informativos nacionales, un 'share' de un 14%. MacGyver no está teniendo la misma suerte este verano, y a partir de este lunes, se sustituye a las 14.50 por el programa 'Nos vemos en la plaza Mayor' y capítulos de la también incansable 'Doctora Quinn'.

A nadie se le escapa que buena parte de su atractivo se desprende también de su precio asequible. A la tele aragonesa un capítulo de una de estas series le puede salir por 150 euros (y tiene licencia para emitirlo hasta tres veces), mientras una novedad le cuesta unos 1.500 euros. Casi siempre a través de la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA), que agrupa a las cadenas autonómicas.

Basta un zapeo a la parrilla de autonómicas y de la TDT para volver al pasado: 'Magnum', 'Se ha escrito un crimen', 'Los ladrones van a la oficina'... Nitro, el nuevo canal dirigido al público masculino de Antena 3, presentó hace unos días su lanzamiento con la recuperación de 'Expediente X' y sus teorías sobre la vida extraterrestre. Hasta se da con alguna pequeña joya, como la mítica 'Hombre rico, hombre pobre' (1976) con Peter Strauss y Nick Nolte. Algo más que mera nostalgia.

Etiquetas