Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

CUATRO

Un viaje guíado al alcoholismo

En '21 días bebiendo alcohol', Adela Úcar se pondrá, bajo supervisión médica, en la piel de los adictos a la bebida.

Bajo supervisión médica, Adela Úcar experimentará el consumo de bebidas alcohólicas este viernes en Cuatro a las 23.15. Y lo hace poniéndose en la piel de las personas que ingieren alcohol a diario, ya sea para festejar, pasárselo bien o integrarse socialmente. A lo largo de este nuevo reportaje, '21 días bebiendo alcohol', mostrará las consecuencias de consumir asiduamente y comportarse como una bebedora social.

A pesar de estar regulado por Ley, cada año se conocen nuevos datos acerca del consumo de alcohol indiscriminado en diferentes sectores de la sociedad, constituyendo cifras especialmente alarmantes entre los jóvenes.

Durante tres semanas, Adela convivirá con diferentes personajes que presentarán y ofrecerán una visión sincera y directa de esta problemática. Compartirá momentos y vivencias tanto con personas a las que el alcohol les ha arruinado la vida como con otras para quienes es la mejor manera de divertirse.

Uno de los mayores problemas es que el consumo de alcohol está tan permitido en el día a día de nuestras relaciones sociales, que por esa razón se detecta al adicto demasiado tarde.

Antes de emprender esta experiencia, Adela visitará al Doctor Josep Maria Fabregas, en el Centro de Investigación y Tratamiento de las adicciones. Este médico tiene una larga y reputada experiencia en este campo y su labor como especialista incluye, además, ayudar a sus pacientes a ser conscientes del problema que tienen para poder superarlo. l será el encargado de supervisar a Adela en su experiencia durante estas tres semanas.

A lo largo del reportaje, Adela acompañará a José, de 48 años, quien lo perdió todo por culpa de su adicción al alcohol. Hace un tiempo tuvo una mujer, una hija, una casa y un negocio en Madrid pero, desde hace dos años, duerme en la calle y se busca la vida como puede, aunque reconoce que nunca pide.

Además, hace 10 años que no habla con su familia, pero es consciente de los problemas que le ha traído el alcohol. La periodista recorrerá con él las calles de Madrid en busca de dinero en cabinas, colillas en el suelo y el lugar más barato donde comprar el tetrabrik de vino.

Otro de los casos que se mostrarán en el reportaje está protagonizado por Emilio, un economista de 44 años. Lleva 7 meses y medio sin beber y también lo perdió todo por culpa del alcohol: trabajo, casa, mujer, y casi la custodia de su hijo. En este caso, la evasiva del estrés fue la que, a los 28 años, le incitó a beber a diario. Su madre, que lo ha pasado bastante mal, es quien más le ayuda a superarlo.

Etiquetas