Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

ZARAGOZA

Un técnico informático gana 852.000 euros en 'Pasapalabra'

El concursante madrileño Carlos Villalba, de 50 años, se llevó ayer el bote más alto de la historia del concurso.

Carlos Villalba resolvió ayer correctamente 'el Rosco' del concurso de Telecinco 'Pasapalabra', y se hizo con el premio acumulado de 852.000 euros, que casi duplica la cifra del anterior bote de récord, que tuvo 450.000 euros y fue obtenido por Antonio García en septiembre de 2009.

Sobre el uso que piensa dar a la cantidad que se acaba de embolsar, este licenciado en Empresariales y aficionado a la cocina que trabaja como técnico informático comentó: «Tengo en mente hacer un viaje con mis hijas. Quiero ir a Canarias con ellas».

El madrileño, que llevaba 22 programas concursando, logró completar la ronda cuando le quedaban solo dos segundos de tiempo. «Mi paso por 'Pasapalabra' ha sido afortunado porque no me esperaba tanto éxito. El primer día fue increíble, porque me quedé a una sola palabra de ganar el bote y eso me dio mucha confianza y ánimo y me subió la moral. A partir de ese momento jugué para llevarme el bote y programé la estrategia de tratar de no fallar nada. En cada 'Rosco', había 10 o 15 palabras más o menos fáciles y otro grupo más complicado. Mi objetivo consistía en asegurar el éxito en cada respuesta», explicaba ayer el concursante.

Villalba reconocía que «quizá haya sido un tanto conservador en el sentido de intentar no fallar nada, pero he contestado siempre a las definiciones que creía que conocía. Los fallos en 'Pasapalabra' te penalizan». El concursante atribuyó su éxito a «la doble estrategia -asegurar las respuestas que sabía y acabar antes que mi contrincante-, poseer un cierto nivel de cultura general, que he podido acumular en los 50 años que tengo; y la suerte, porque sin ella no es posible conseguirlo. Además, he de añadir mi especial capacidad para templar los nervios, en lo que puede haber tenido algo que ver mis orígenes canarios, quizá por aquello que dicen de que nos movemos con una hora menos », bromeó. También confesó que los «principales problemas» se los dieron las preguntas de literatura.

Etiquetas