Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

ANGELS BARCELÓ

"En la televisión ya no hay espacio para el buen periodismo"

La locutora y directora de 'Hora 25', de la Cadena SER, hizo ayer su programa desde Zaragoza ante cientos de espectadores.

Àngels Barceló, justo antes de comenzar 'Hora 25' en Zaragoza.
"En la televisión ya no hay espacio para el buen periodismo"
O. DUCH

Pregunta obligada, ¿qué le trae por Zaragoza?

Zaragoza es la última ciudad de una gira que estamos haciendo todos los programas de Cadena SER. Llevamos 15 días recorriendo España bajo el lema 'Ideas por descubrir', y nos hemos acercado al público para encontrarnos con gente que tiene algo que contarnos. Hemos descubierto cositas que nunca están en la primera página de las informaciones.

Hablemos de dos mundos que conoce bien, la radio y la televisión. ¿Tiene preferencia por alguno?

Bueno, yo he trabajado más años en la televisión que en la radio y me encanta. Ahora mismo tengo preferencia por la radio porque es donde puedo hacer el periodismo que yo sé hacer. En la televisión ya no hay espacio para el buen periodismo y la radio me acoge perfectamente.

¿No hay espacio para el buen periodismo en la televisión? ¿Y eso?

Yo no sé si le viene a usted a la cabeza un programa de buen periodismo en la televisión.

 

No muchos...

Yo diría que incluso ninguno. No se apuesta por el periodismo en la televisión, se apuesta muchísimo más por el entretenimiento. No lo critico, pero es que resulta que yo solo sé hacer una cosa, que es periodismo. No veo donde podría ubicarme ahora en el mundo de la televisión.

 

A la radio le ha salido un duro competidor en cuanto a la inmediatez, que es internet...

Pero la radio e internet debemos trabajar juntos. Internet también tiene inmediatez, pero la radio la puedes escuchar en cualquier sitio con un aparato a pilas. Somos absolutamente compatibles. Es más, a nosotros la red nos engrandece. Hay muchísima gente que nos escucha desde Estados Unidos a través de internet.

 

Una de las críticas que se hace al periodismo actual es la prisa por dar las noticias. La muerte de Marcelino Camacho, por ejemplo, lo dio una agencia de información un día antes de que ocurriese el fatal hecho...

Hay una locura colectiva desde hace mucho tiempo en ser el primero en dar las noticias. Es importante ser el primero, pero es más importante dar las cosas bien dadas. A veces sacrificamos, y me incluyo, la calidad por la inmediatez. Al fin y al cabo, si eres el segundo que lo da tampoco pasa nada. Tu oyente, o tu lector, te lo sabrá perdonar si luego se lo cuentas bien. En esto todos tenemos que poner un poco el freno porque, la verdad, ponerse una medalla por ser el primero en dar la noticia de la muerte de Marcelino Camacho no entiendo para que sirve.

 

¿A qué achaca estas prisas?

A la competencia que hay, pero es absurdo. Yo quiero ser la primera en dar la mejor información, no en dar la información. Prefiero darla cinco minutos más tarde que no pasa nada. ¿Sabe qué pasa? Que muchas veces los periodistas trabajamos solo para nosotros. Queremos ser los primeros para que la competencia lo vea. Al oyente de la SER le va a dar igual que se lo demos cinco minutos más tarde porque resulta que nos estará escuchando solo a nosotros.

 

Además de su labor en la radio, ha hecho sus pinitos en el periodismo deportivo. En los últimos años ha aumentado la presencia de mujeres en este género periodístico. ¿Esa igualdad se da en las redacciones a nivel interno más allá de lo que sale en televisión?

No. Sigue siendo una profesión muy machista. En las redacciones a lo mejor sí que hay paridad, o incluso más mujeres que hombres, pero no es así en las cúpulas directivas. Hasta hace poco en las mesas de redacción éramos muy pocas mujeres. En las tertulias radiofónicas, por ejemplo, yo intento que haya paridad, aunque hay días en los que solo tengo hombres en las tertulias. Se trata de una profesión muy dura.

¿Y la conciliación con la vida familiar, es posible?

Es muy complicado. Las mujeres hemos pensado que somos nosotras las que tenemos que conciliar, pero muchos hombres no han pensado que ellos también tienen que hacerlo.

Hablaba de las tertulias. Es un género que en los nuevos canales de televisión se da mucho, ¿no?

Y tal vez se abuse un poco, pero hay de todo. Por ejemplo, la tertulia que hace Vicente Vallés en el canal '24 horas' me encanta, porque él sabe que está en la tele. En cambio otras tertulias parecen radio televisada, no tienen mucho sentido. A mí, desde luego, me cuesta verlas.

Etiquetas