Despliega el menú
Comunicación
Suscríbete

ARGENTINA

'El teje', primer rotativo hecho por travestis latinoamericanos

El periódico semestral 'El teje' es el resultado del taller sobre crónica periodística al que cada semana acuden más de una decena de travestis en el Centro Cultural Rojas, dependiente de la Universidad de Buenos Aires.

Portada de 'El Teje'
"El teje", primer rotativo hecho por travestis latinoamericanos

Con artículos sobre las propias vivencias, entrevistas y hasta chistes, un grupo de travestis edita en Argentina un periódico, 'El Teje', el primero en su tipo de Latinoamérica, con el ánimo de arrancar los estigmas contra una comunidad cercada por los prejuicios.

El periódico semestral 'El teje' es el resultado del taller sobre crónica periodística al que cada semana acuden más de una decena de travestis en el Centro Cultural Rojas, dependiente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la mayor de Argentina.

«Esta iniciativa tiene como objetivo capacitar y fortalecer la comunidad travesti para afrontar la discriminación y tratar de modificar ciertos prejuicios en la sociedad, de modo que sea más pluralista», explicó la directora del periódico, Marlene Wayar.

Aseguró además que la publicación apunta a la inclusión social de travestis, en buena parte obligadas a ejercer la prostitución «por falta de empleo y oportunidades».

El periódico se distribuye en la sede del centro cultural, en organizaciones feministas, homosexuales y lésbicas de Buenos Aires y el interior, además de hoteles en los que miembros de la comunidad ejercen la prostitución, una actividad prohibida por ley en el país.

«'El Teje' tiene como propósito la capacitación de personas transgenéricas, en especial aquellas en situación de prostitución, con el fin de promover su inclusión social y el respeto por su identidad», indica una nota del Centro Cultural Rojas en la apertura de la revista.

«Trabajamos para que las travestis no se prostituyan, pero es difícil que sean médicas, por ejemplo, cuando después de seis años de estudio, ningún hospital las va a querer», admitió Wayar, una de las fundadoras de la Red Trans de Latinoamérica y el Caribe 'Silvia Rivera'.

«Hay algunas que trabajan como cocineras o en bares, pero es un cambio cultural muy complejo», agregó.

La directora de la publicación advirtió que «de hecho, hay un promedio de vida de 35 años en la comunidad porque las travestis no van al hospital o muchas que van, no vuelven por el maltrato que reciben».

Con un imponente tamaño y en varios colores, el periódico contiene algunas secciones fijas, como 'Cuéntame tu vida', en el que integrantes de la comunidad relatan sus vivencias, o informaciones sobre espectáculos que abordan temas de interés para el sector.

Entre los colaboradores del periódico, a los que se les paga por cada artículo que publican, se encuentra Malva, una travesti de 90 años que afrontó la 'persecución' de varios gobiernos sobre los homosexuales y 'transgenéricas', cuenta.

«Poder vivir en la libertad no tiene precio, es más importante que comer todos los días», sostiene Malva mientras espera para ingresar al curso de crónica periodística en el que da las puntadas finales a sus artículos, varios de ellos sobre su propia vida.

El periódico, que va por su sexto número, también incluyó informes sobre «la pesadilla» que significa para el colectivo ir a votar con una identidad diferente a la que refleja su aspecto, «los crímenes de odio que acechan a la población trans» y el tratamiento que da la televisión a los temas asociados a la comunidad.

«Muchas de las notas son en primera persona porque estamos tratando de rescatar la propia experiencia y darle visibilidad. Nuestra comunidad ha sido siempre hablada por otros. La psiquiatría y la ciencias jurídicas nos han relacionado con patologías y nos han criminalizado», señala Wayar.

Así, 'El Teje' busca reflejar en detalle las realidades que afronta el colectivo, lo cual se traduce desde la elección de su nombre, «una palabra muy significativa en el lenguaje travesti, una palabra comodín que puede ser cualquier cosa en determinado contexto», explica la directora de la publicación.

También aspira a abordar las temáticas que puedan interesar al sector, como la constitución de la familia o el matrimonio homosexual, aprobado el año pasado por el Parlamento de Argentina, el primer país de Latinoamérica en habilitar el casamiento entre personas del mismos sexo.

«Celebramos la sanción de esta ley, pero las formas de parentesco que queremos legitimar no son aquellas del tipo de las heterosexuales, que es lo que está fracasando. Ya casi nadie quiere casarse, es una ficción en sí misma», opina Wayar.

Etiquetas