Comunicación
Suscríbete por 1€

ANTENA 3

Regresa 'El internado' más misterioso de la tele

Un peligroso virus se ha desatado en el centro del colegio, amenazando a los internos y obligándoles a unirse si quieren sobrevivir.

El ejército rodea el internado. Una alambrada impide que nadie pueda entrar o salir. Están incomunicados, se quiere evitar que cunda el pánico más allá de los límites del bosque. La cepa más peligrosa del virus de Ottox ha sido liberada en pleno corazón de La Laguna Negra. Todos sus habitantes pueden estar infectados. Así, en estado de alerta máxima, arranca la última etapa de 'El internado' cuyo primer episodio emite Antena 3 este miércoles a las 22:30 horas.

'El Internado', una producción de Globomedia para Antena 3, ha incorporado para esta última etapa a dos nuevos actores: Iñaki Font, que interpreta al Teniente Garrido y Eduardo Mayo, que será Curro, una problemática visita. Con ellos, la serie amplía un nutrido elenco que combina, una vez más, la experiencia y la veteranía, con la apuesta por los jóvenes valores.

En el primer capítulo de esta nueva etapa, el peligroso virus en el que Ottox llevaba años trabajando ha sido liberado en el centro del colegio, entre cientos de alumnos y decenas de profesores, infectándoles, probablemente, a todos ellos. El ejército ha rodeado el centro con alambre de espino para evitar que la enfermedad se propague. Nadie puede entrar ni salir del perímetro de seguridad, delimitado por la valla y los soldados armados que la custodian.

Pero la situación se agrava aún más cuando descubren que no tienen medicinas suficientes para todos: si no consiguen acceder a ellas morirán en 48 horas. La amenaza es muy seria. A las pocas horas de la explosión, el virus se cobra su primera víctima. El laboratorio donde se guardaban los medicamentos, en los pasadizos, ha quedado sepultado por la explosión provocada por Camilo. Sólo Hugo sabe cuál era su ubicación, no les queda más remedio que excavar siguiendo sus instrucciones.

Con todo lo sucedido, las verdaderas identidades de los habitantes del colegio han quedado al descubierto. Todos saben ahora que Lucía y Hugo trabajaban para Ottox pero eso ya no importa. No tienen elección, tendrán que trabajar mano a mano si quieren sobrevivir. Adolescentes y adultos, alumnos y profesores, verdugos y víctimas se unirán para tratar de encontrar el laboratorio. Todos pueden estar infectados, todos pueden morir.

Etiquetas